Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ábalos (PSOE) comprende la renuncia de Madina y José Carlos Díez porque los militantes enmendaron sus propuestas

El portavoz provisional reúne al Grupo Socialista por primera vez en semanas para pedir "colaboración" y "cohesión"
El portavoz parlamentario del PSOE en el Congreso, José Luis Ábalos, mano derecha de Pedro Sánchez, ha indicado este lunes que comprende la renuncia del diputado Eduardo Madina y el economista José Carlos Díez como ponentes de la Ponencia Marco --programa político-- que deberá aprobar el próximo Congreso Federal del partido.
En declaraciones a los medios de comunicación antes de reunir al conjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Ábalos ha señalado que comprende que Madina y Díez "no se sientan legitimados" para ejercer esa defensa porque los militantes, al votar mayoritariamente por Pedro Sánchez en las primarias, también enmendaron el programa elaborado por Madina y Díez por encargo de la Gestora. "Todo iba implícito", asegura Ábalos.
Díez ha explicado este lunes en su blog en Internet las principales discrepancias que mantiene con Sánchez. El economista no comparte que las propuestas que Sánchez tiene para el PSOE --y que ha presentado vía enmiendas a la Ponencia Marco-- confundan austeridad con neoliberalismo, se dirijan a los votantes de izquierda olvidándose de los de centro e incida en los errores cometidos por el partido en 21 años de Gobiernos socialistas.
PRIMERA REUNIÓN DEL MES
Ábalos ha explicado que la reunión del Grupo Socialista tenía por objetivo pedir a los diputados "colaboración" para mantener la "cohesión" en el grupo en estas semanas de transición hasta que el 39 Congreso Federal que el partido celebrará del 16 al 18 de junio elija una nueva dirección política bajo las órdenes de Sánchez.
Este es el mensaje que Sánchez se disponía a trasladar al conjunto del Grupo Socialista a través de su nuevo portavoz, nombrado provisionalmente en sustitución del dimitido Antonio Hernando hasta que la nueva Ejecutiva Federal que salga del cónclave de junio proponga una nueva dirección del Grupo Parlamentario.
El diputado valenciano ha explicado que el encuentro tenía por objetivo explicar a los parlamentarios los cambios mínimos que se han hecho en la dirección del Grupo --la sustitución de Hernando--, pero también pedirles "colaboración" para mantener el grupo cohesionado y tranquilo.
Esta ha sido la primera reunión que el Grupo Socialista ha celebrado en el mes de mayo. El anterior portavoz parlamentario,
Antonio Hernando, suspendió las habituales convocatorias semanales para evitar que las primarias del PSOE interfirieran en la labor parlamentaria.
HERNANDO SUSPENDIÓ LAS REUNIONES EN LA CAMPAÑA DE PRIMARIAS
Estos encuentros suelen celebrarse todas las semanas que hay sesión plenaria para informar a los diputados de la posición que mantendrá el grupo en el debate de las distintas iniciativas programadas para cada semana, si bien, en ocasiones este foro se ha utilizado para tratar otros asuntos de partido, más allá de los estrictamente parlamentarios.
En algunas de estas reuniones antes de las primarias salió a relucir la confrontación interna entre las diferentes corrientes del partido, como cuando el 4 abril partidarios de Pedro Sánchez como Zaida Cantera y Odón Elorza se quejaron de que la dirección del grupo no les permitió tomar la palabra para denunciar los ataques del secretario general, el andaluz Miguel Ángel Heredia, contra la diputada Margarita Robles y el propio Sánchez.
A finales de marzo la diputada por Toledo Guadalupe Martín trasladó al grupo el enfrentamiento que había tenido días antes con Cantera a través de Twitter. Ante el resto de parlamentarios le afeó sus críticas al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.
MOCIÓN DE CENSURA
Ábalos no ha avanzado cuál será el sentido del voto del PSOE en la moción de censura presentada por Podemos contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero ha informado de que será Pedro Sánchez quien tome la decisión final, como ha acordado en su reunión de este lunes con el presidente de la Gestora, Javier Fernández.
En los últimos días, el entorno de Sánchez se ha inclinado hacia la abstención porque comparten el motivo que origina la iniciativa de Podemos --la corrupción del PP-- pero rechazan la alternativa que plantea, que sería hacer presidente del Gobierno a Pablo Iglesias.
En la reunión entre Pedro Sánchez y Javier Fernández también se ha hablado de Cataluña. Al respecto, Ábalos ha querido subrayar que el secretario general ya se situó, antes de dimitir en octubre como líder del PSOE, junto al Gobierno "en la defensa de la legalidad". "Nuestro límite siempre ha sido la defensa de la legalidad, vamos a estar siempre ahí", ha incidido.
Ábalos también se ha referido al hecho de que Pedro Sánchez no pueda ejercer la oposición desde las Cortes y no lo ha visto como una desventaja. En su opinión, el nuevo líder del partido tiene "mucho espacio y mucho campo" para desarrollar "una alternativa política al la derecha" consistente.