Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AUGC pide a Rajoy que Zoido "responda" por la reunión del secretario de Seguridad con el hermano de Ignacio González

La Asociación Unificada de Guardia Civiles (AUGC) ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "actúe" y se asegure de que el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, "responda" por la reunión que el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, mantuvo en la sede ministerial con Pablo González, quien, junto con su hermano, el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, está ahora detenido como parte de una investigación por corrupción.
La asociación de la Benemérita compara el encuentro con el que mantuvo el anterior ministro, Jorge Fernández Díaz, con Rodrigo Rato y tacha de "bochornoso" y "de especial gravedad" la reunión se produjo "tras tener conocimiento que estaban siendo objeto de una investigación en el seno de una operación policial" conocida como operación Lezo, que ha derivado esta semana en varias detenciones.
"Esto supondría que los investigados habrían tenido conocimiento antes de su detención de que estaban siendo investigados, y esto como es lógico podría tener consecuencias en el resultado final del proceso", denuncia la AUGC.
Por ello, creen que el equipo del ministro del Interior "hace aguas" y reclaman que sea Zoido quien responda por las "enormes responsabilidades públicas" que, a su juicio, implica el hecho de que fuera su número dos quien se reunió con los investigados y que, además, lo hiciera "en la propia sede del ministerio".
"Al reciente escándalo de la intención de dotar de un piso del Cuerpo al Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, hemos de añadir ahora un nuevo y bochornoso caso, el cual denota la poca preparación para ejercer cargos de tan alta responsabilidad, además de la gravedad propia de los hechos que suponen un menosprecio a las reglas democráticas en España", lamenta la organización, que critica que desde el ministerio se reciba a investigados pero "se niegan a recibir a la AUGC".