Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hijo del extesorero de AP, Ángel Sanchís Herrero, dice que no dudó de Bárcenas porque el PP no lo hizo

Así lo ha dicho Sanchís Perales, para el que la Fiscalía solicita seis años de prisión por un delito de blanqueo de capitales, ante el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargado de juzgarle junto a otras 36 personas por los primeros años de actividades de la trama Gürtel (1999-2005). El hijo del extesorero de AP se sienta en el banquillo acusado de participar en la ocultación de fondos supuestamente ilícitos de Bárcenas procedentes de Suiza, al aceptar un préstamo de tres millones de euros.
El hijo del extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís Perales y empresario, Ángel Sanchís Herrero, ha afirmado este viernes que nunca dudó del extesorero del PP Luis Bárcenas, quién prestó en 2009 tres millones de euros a su padre para financiar una de las empresas de la familia, porque aún seguía trabajando para la formación política y ellos no le habían cuestionado.
Preguntado si no sospechó de la procedencia ilícita del dinero del extesorero 'popular' y si conocía que estaba investigado, Sanchís Perales simplemente ha dicho que "no estaba al tanto de la política española", porque vive en Argentina.
No obstante, al poco, ha reconocido que sabía que había actuaciones judiciales contra él, pero que no "detectó que pudiera haber ningún problema" porque en ese momento Bárcenas seguía trabajando para el PP. "Si en el partido no dudan de él porque voy a dudar yo. No voy a ser yo más papista que el Papa", ha afirmado.
Según explica el escrito de acusación del Ministerio Público, Bárcenas transfirió tres millones de euros procedentes de la cuenta helvética de la Fundación Sinequanon. Los traspasos se realizaron en tres veces en marzo, abril y mayo de 2009 por sendos importes de un millón de euros a las cuentas de las sociedades vinculadas con la familia Sanchís, La Moraleja, Brixco y Rumagol.
CONOCIÓ "POSTERIORMENTE" QUE EL DINERO ERA DE BÁRCENAS
El procesado, que ha explicado a la fiscal su relación y la de su padre con las empresas de la familia, ha enfatizado a preguntas de la fiscal Concepción Sabadell que fue su padre el que "hizo la gestión y aceptó el préstamo" para financiar Brixco. En este sentido, ha apostillado que se enteró "posteriormente" cuando se enteró que la cantidad procedía de Bárcenas y ha subrayado que el extesorero del PP ni ha participado, ni ha intervenido en éstas.
Asimismo, ha destacado que comenzó a ver a Bárcenas a partir de finales del año de 2010 hasta 2013 y que se encontraron "tres, cuatro veces por año, no recuerdo". Precisamente, en el verano de 2011, el que fue gerente del PP decidió emprender nuevos negocios al haber dejado su puesto en la formación política --aunque sí continuaba cobrando del partido-- y se ofreció para trabajar con La Hacienda para ocuparse de la venta de la fruta fresca en Europa.
Según el escrito de acusación de Anticorrupción, se formalizó un contrato de asesoramiento con Conosur Land --sociedad creada para canalizar "las actividades de Rosalía (Iglesias) en el mundo del arte", según explicó Bárcenas-- pretendía dar apariencia a la reintegración por los Sanchís al extesorero 'popular' del dinero que salía de sus cuentas suizas. Se trataba de "informar, asesorar y gestionar actuaciones en la Unión Económica Europea (U. E.E.), en el Comercio Internacional y en negociaciones entre empresas dentro y fuera de la U. E. E.", según la Fiscalía.
INTERESABA LOS CONTACTOS DE BÁRCENAS NO SI SABÍA IDIOMAS
Sanchís Herrero ha constado que su padre le recomendó contactar con Bárcenas para desarrollar este negocio con el limón y que fue él, tras reunirse con el exsenador por Cantabria, quien tomó la decisión de formalizar el contrato. Ante esto, la fiscal ha insistido en si se preocupó por su experiencia y conocimientos en este ámbito, a lo que el que expresidente de La Hacienda ha contestado que le "interesaba los contactos que tenía" y no si "sabía un idioma o dos, eso es lo de menos".
Una vez más, ha vuelto a afirmar que no le importaba si Bárcenas estaba investigado o no en esta causa, si el PP no ha sospechado de él. Sin embargo, sí ha indicado que tuvo que rescindir el contrato en 2013 porque Mercadona --logró vender su producción de limones a un proveedor suyo-- les notificó que iban a dejar de comprarles por la imputación del extesorero 'popular' en esta causa.
Sobre el abogado de Bárcenas en Argentina, Patricio Bel, Sanchís Perales ha dicho lo mismo que su padre en la jornada de este jueves. Ha explicado que era el síndico de las sociedades de la familia por que "porque la ley (argentina) obliga" tener esta figura", ha indicado, aunque él tuviese su despacho de abogados al margen.
Por otro lado, el hijo del extesorero de AP se ha desvinculado de cualquier acción y conocimiento sobre las empresas del que fuera gerente del PP como Tesedul o Centenary. Asimismo, ha señalado que no tiene ninguna relación, ni la ha "acompañado a ningún sitio", con la marchante de arte Isabel Mckanlay y ha señalado que la conoció en un "pasillo" cuando se la presentó Bel.