Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ANC y Òmnium crean una "caja de solidaridad" para multas sobre el proceso soberanista

Las entidades independentistas Òmnium y ANC han abierto este lunes una "caja de solidaridad" para que la gente pueda aportar dinero y afrontar las penas de multa a los condenados por impulsar el proceso soberanista.
Los presidentes de ambas entidades, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, han dicho en rueda de prensa ante el TSJC, tras declarar la presidenta del Parlament, que las aportaciones deben tener "la mayor trazabilidad" para que la caja sea transparente, y los auditores del proyecto serán los expresidentes del Parlament, Joan Rigol, Ernest Benach y Núria de Gispert.
Según los líderes de las entidades, esta caja pretende demostrar al Gobierno central que el proceso soberanista se hace "desde abajo, y que descabezándolo" con inhabilitaciones y multas a representantes electos que siguen un mandato popular no conseguirán pararlo, porque la gente la lo mantendrá vivo, han dicho.
"La lucha por la democracia en Catalunya es una lucha compartida y nos interpela a todos. El proceso nace de la base y desde la base lo culminaremos", ha dicho Cuixart.
Sànchez ha explicado que la caja se utilizará con particulares y no con entidades, con cargos del Parlament, de la Generalitat y de los municipios, y se usará con efectos retroactivos, ya que hay personas que ya han sido multadas y "embargadas", como el exconseller y exportavoz del PDeCAT en el Congreso, Francesc Homs.
"Ahora, a llenar la caja. Y el viernes, a acompañar a Lluís Corominas y Ramona Barrufet, y el 12 de junio estaremos aquí para acompañar a Nuet", ha dicho a los participantes en la concentración, en referencia a las declaraciones judiciales por el mismo caso que deberán hacer el vicepresidente primero y los secretarios cuarto y tercero de la Mesa.
La expresidenta De Gispert ha dicho: "Nos querrán cansar. Hemos venido varias veces. Vendremos más. Sé que no nos cansaremos", y ha dicho que es un honor auditar la caja y que siempre estarán al lado de los demócratas, porque considera que Cataluña es demócrata mientras otros no lo son.
Para Rigol, "la caja de resistencia no es otra cosa que la capacidad del pueblo de Cataluña de batallar con los adversarios", demuestra que las penas contra los representantes políticos no diluirán el proceso soberanista y es ejemplo de que los catalanes quieren votar.
"El 80% de los catalanes lo que queremos es votar y votaremos y continuaremos nuestra ruta pase lo que pase. Les tendría que dar vergüenza tratar de interrumpir la libertad de un pueblo", ha añadido el expresidente.