Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AN juzga este viernes al exmilitar gallego acusado de apología del yihadismo, tras no presentarse en julio

También se celebran otros tres juicios contra cuatro personas por justificar los atentados terroristas y vejar a las víctimas
La Audiencia Nacional celebra esta semana varios juicios contra varios usuarios de redes sociales por enaltecimiento del terrorismo al publicar en sus perfiles comentarios ensalzadores de actos terroristas y humillantes para las víctimas. Entre ellos, este viernes se celebrará juicio oral contra el exmilitar gallego Octavio Miguel Cadelo Tojeiro, acusado de enaltecimiento del terrorismo yihadista por mostrar en Facebook su intención de vender camisetas con imágenes de ejecuciones del Estado Islámico.
Cadelo se encuentra en libertad provisional desde el pasado 19 julio, después de se ordenase su ingreso en prisión por no presentase unos días ante el tribunal que juzgaba este hecho. Está acusado de publicar en su perfil personal de Facebook mensajes e imágenes de contenido "claramente laudatorio y propagandístico" e ideas y actividades violentas del terrorismo yihadistas y otras organizaciones criminales, según dice el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, en el que se piden dos años de prisión e inhabilitación absoluta por 8 años.
En esta cuenta en la que se presenta como 'Aiatola Al-Xuvaiani' escribió comentarios como la imagen que publicó el 4 de agosto de 2015 --que estableció como foto de perfil--, donde aparece sobre un fondo negro, un dibujo con los símbolos de una gaita cruzada con un sable árabe y un libro abierto con páginas en blanco y la leyenda de 'Califato de Xuvia'.
VENTA DE ROPA CON MENSAJES DE ODIO
Dentro de los mensajes destacados por la Fiscalía es el escrito el 5 de febrero de 2015, momentos antes de que el Estado Islámico ejecutase a un cooperante británico Alan Henning, en el que mencionaba su intención de hacer camisetas con esta imagen. Es más, unos días después (el día 22) justificaba en la red social las decapitaciones y la quema viva de personas que estaba llevando a cabo el mismo grupo terrorista.
El exmilitar también era el titular y administrador de la página web 'RPG-7' --nombre de un lanzacohetes antitanque portátil de origen soviétivo-- vinculada a su empresa de serigrafía (Río Xuvia), en la que ofertaba ropa y bolsos serigrafiados con emblemas de varias organizaciones terroristas como el EI, Al-Qaeda, Hamás, HSI (Harakat Sham Al Islam), Hezbolá o Sendero Luminoso.
Cadelo fue detenido el pasado 11 de agosto de 2015 y un día después se procedió al registro de su vivienda y del comercio de serigrafía que regentaba en A Coruña, donde se le intervinieron un machete con una hoja de doble filo y una camiseta con la imagen que publicó el 4 de agosto, entre otros efectivos.
ATENTADO COMO "FORMA DE EXPRESARSE"
Por otro lado, este miércoles, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará a Fernando Parduelles Guim por el presunto delito de enaltecimiento del terrorismo, por escribir el pasado 9 de enero en su cuenta de Facebook comentarios --compartidos por 19 personas-- en el que defendía el atentado terrorista contra la revista satírica 'Charlie Hebdó' --el 7 de enero de 2015-- era "una forma de expresarse".
Según dice el fiscal en su escrito de acusación, estos mensajes tenían "ánimo de ensalzar la conducta de los terroristas y menospreciar el dolor de las víctimas". Por ello, solicita contra el acusado dos años y seis meses de prisión, una multa de 16 meses que responda a la cuota diaria de 100 euros al día e inhabilitación absoluta por tiempo de 7 años superior al de la pena privatiza de libertad impuesta.
Parduelles escribió en la red social que "los del Charlie Ebdo (sic) eran unos racistas muy peligrosos, dedicados a la instigación al odio racial delito penado por las leyes internacionales". "Yo estoy por la libertad de expresión, pero entiende que cometer un atentado terrorista también es una forma de expresarse, y por lo tanto, o se permite a cada cual expresarse a su manera, incluido el terrorismo, o b una legislación restrictiva que no discrimine ni privilegie a nadie", desctaca el Ministerio Público en su escrito.
También expresó: "matar rehenes te da una tranquilidad espiritual total, misión cumplida. Nada más lamentable que tomar rehenes y vacilar antes de ejecutarlo. No hay que amenazar, hay que actuar".
OTROS DOS JUICIOS POR ENALTECIMIENTO
El jueves, se celebrarán sendos juicios contra tres personas por los mismos delitos que los anteriores. En primer lugar, se juzgarán a Mounir Mourabeti y Mikel Corrales Pulido, ambos en segundo grado penitenciario, y, por otro lado, a José Ramón Molla Corral, todos ellos por ensalzar los actos terroristas, incluso por humillar a las víctimas.
Mourabeti compartió el pasado 9 de junio dicha imagen con un comentario en árabe que decía: "Canal Al Arabiya. DAESH, publica la ejecución de un egipcio acusado de espionaje para la policía" y adjuntó un enlace. Este acusado le hace llegar a Corrales esta publicación con el mensaje: "ISIS mata a un espía por espiar en su departamento de policía", a lo que responde: "jejeje... por chivato...ya tiene hasta el agujero hecho para enterrarlo, jeje!! (sic).
También, publicó la imagen de un individuo encapuchado, con ropa militar y portando un cuchillo amenazante y señaló que era él junto a un escrito en árabe que decía "cruzados las paz para vosotros será un deseo". Destaca también la subida de un vídeo, censurado por Facebook, con el título "Daesh en 2015 adiestramiento de Daesh a niños", al que Mourabeti añade la palabra "hombres".
Según se desprende del escrito de acusación de la Fiscalía, Corrales se hace llamar en su perfil "el decapitador". Uno de los mensajes que publicó el 21 de julio de 2013, proponía asesinar "a sangre fría a cada funcionario del Estado español", subraya la Fiscalía.
El Ministerio Fiscal solicita a la Sala la pena de 2 años y 6 meses de prisión e inhabilitación absoluta por 9 años para Corrales, mientras que para Mourabeti pide sustituir esta pena por la expulsión de España con prohibición de regresar al país durante 6 años.
PIDIÓ LA VUELTA DE ETA
Por último, Molla será juzgado por los comentarios que virtió en Twitter relacionados con ETA y los Grapo con "clara finalidad de ensalzar, justificar y difundir públicamente", dice el fiscal en el escrito de acusación, llegando incluso "desacreditar, menospreciar y humillar" a las víctimas.
En dicho escrito explica que, bajo el perfil @Eradification, publicó de forma "habitual y continua" en 2012 y 2013 mensajes como "Nunca dejaré de agradecer que #ETA asesinara de forma tan perfecta a Carrero Blanco. No todo es malo en el terrorismo". Además, incorporó a este tuit el logotipo de la compañía aérea Vueling y los comentarios "vuela que ni te enteras" y "coche incluido".
Molla pidió, en reiteradas ocasiones, la vuelta de la banda terrorista ETA, dirigiéndose directamente, incluso en uno de los tuits, al secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi: "Le hago una petición a ETA y al señor @ArnaldoOtegi: les echo de menos solo ustedes tienen la clave para devolvernos el estado bienestar".
Por todo ello, el fiscal pide imponer la pena de 1 año y medio de cárcel, es inhabilitación absoluta por 9 años.