Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AMP- El PSOE lamenta que no es un gobierno para el diálogo y que sigan algunos de los ministros que "más daño" han hecho

El portavoz de la Gestora que dirige el PSOE, Mario Jiménez, ha criticado la composición del Consejo de Ministros designado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, porque no cree que sea el más "cualificado" para afrontar una legislatura que deberá estar dominada por el diálogo. Además, ha lamentado que sigan en el Ejecutivo "algunos de los ministros que más daño han hecho" al país con "sus políticas".
En una rueda de prensa en Ferraz, el portavoz socialista ha denunciado que Rajoy "no ha puesto a los mejores para el diálogo" y ha apuntado que la composición del nuevo Gobierno hace presagiar que la "vía de entendimiento va a ser muy difícil".
Por eso, ha augurado que el Ejecutivo va a tener "serias dificultades" en esta legislatura y ha avisado al presidente de que, "si no es capaz de generar diálogo", el Congreso "tendrá que tomar sus decisiones y el Gobierno se verá en una situación muy complicada".
"El primer gesto de Rajoy es un mal gesto hacia una Cámara en la que no tiene mayoría", ha insistido, haciendo hincapié en la "incapacidad para el diálogo" que, a su juicio, "han demostrado algunos de los ministros que continúan al frente de carteras importantes".
En particular, ha criticado la continuidad de los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, Empleo, Fátima Báñez, y Educación, Iñigo Méndez de Vigo, y el mantenimiento de la "bicefalia" en las carteras económicas, dadas la "guerra soterrada" que han tenido estos últimos años los ministros Luis de Guindos y Montoro.
Jiménez ha reprobado que siga Montoro después de haber "protagonizado" cuestiones "tan complicadas" como la reforma fiscal o la subida "50 veces" de los impuestos a lso españoles y de haber impulsado la "amnistía fiscal". Además, ha recordado que durante los últimos años ha tratado "de manera privilegiada a unos cuantos en detrimento de otros" con su política fiscal: una "mala señal".
De la misma manera, cree que mantener a Báñez al frente de Empleo y Seguridad Social implica "perseverar en los errores" de sus políticas, que han sido "desastrosas para la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país". "Con su gestión sólo ha traído precariedad laboral en el empleo", ha remachado, para después hacer hincapié en la reforma laboral de 2012, que la convierte en "autora del mayor ataque a los derechos laborales" de los españoles.
Y, por lo que se refiere a Méndez de Vigo, Jiménez ha lamentado que este ministro ya ha demostrado que no ha sido capaz de "generar consenso" y de "recuperar el diálogo con la comunidad educativa". Su continuidad, ha dicho, es "un mal presagio" en la búsqueda del gran pacto social, político e institucional por la educación.
"¿AJUSTE INTERNO?" Y "PREMIO DE CONSOLACIÓN"
Además, el portavoz de la Gestora ha puesto el acento en que a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, se le ha retirado de las labores de portavoz y se ha preguntado si responde a "un ajuste interno" o si Rajoy "se ha doblegado ante quien pedía rebajarle capacidad política" a la ministra de la Presidencia.
El hecho, ha subrayado, es que Sáenz de Santamaría "ya no será la cara del Gobierno" y, al dejar de ser portavoz, "pierde una capacidad" política", con un giro que al PSOE le resulta "muy significativo".
Y ha apuntado que a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se le ha dado un "premio de consolación" poniéndola al frente de la cartera de Defensa, que, además, la sitúa en "una situación de incompatiblidad" con sus responsabilidades territoriales y en el partido.
Al margen de esto, Jiménez ha lamentado también que hay "un número excesivamente reducido de mujeres" y ha apuntado que este gobierno de Rajoy, que ha defendido que va a "ser el último", da la sensación de que el presidente "no se ha esmerado" en buscar "la línea adecuada", que tiene que caminar hacia el diálogo.
Además, ha reprochado a Rajoy que no haya comparecido ante los medios para dar a conocer su nuevo Ejecutivo, que se ha hecho público en un comunicado, y ha defendido que habría "agradecido" una explicación de "las razones y las motivaciones por las cuales ha compuesto este Gobierno". Pero, para el PSOE, "da la sensación" de que lo ha nombrado "pensando en su partido" en lugar de en los españoles.
Dicho esto, y aunque ha recordado que el PSOE ya avisó de que no va a dar "ni un minuto" al nuevo Gobierno, ha apuntado que "habrá que esperar" a ver el programa político y la actitud que los ministros demuestran ante la Cámara para hablar de acuerdos.
Eso sí, ha adelantado que tendrá que buscar apoyo para los Presupuestos Generales del Estado en otros partidos, no en el Grupo Socialista.