Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 15M muestra este viernes su rechazo frente al Congreso antes de que se apruebe la reforma

Un grupo de "indignados" se ha concentrado este jueves en Bilbao frente al hotel donde Alfredo Pérez Rubalcaba se reunía con empresarios vascos, para protestar por la reforma que pretende introducir el límite del déficit público en la constitución española. Foto: EFE.cuatro.com

El 15M se revela contra la propuesta de modificación de la Constitución con protestas ante las puertas de Congreso de los diputados.


El Movimiento 15M ha aprobado en una asamblea celebrada en la plaza de Neptuno que este viernes volverá a protestar antes del pleno extraordinario en el que está previsto que se apruebe la modificación del artículo 135 de la Carta Magna para limitar el déficit público.
Durante la asamblea, los simpatizantes del Movimiento 15M se han ido turnando para someter a votación diferentes acciones como boicotear sucursales bancarias, colapsar las webs del PSOE, PP y UPN -los partidos que han respaldado la reforma constitucional- o crear un cordón de personas alrededor del Congreso para evitar el acceso al mismo.

La única propuesta que ha tenido el consenso del centenar de personas reunidas en asamblea ha sido la de volver a protestar frente al Congreso. Para ello, los 'indignados' han propuesto reunirse de nuevo en la plaza de Neptuno antes del pleno, concretamente a las siete y media de la mañana. Además, han propuesto repetir la concentración a las siete y media de la tarde.

De esta forma, el centenar de 'indignados' que ha participado en la asamblea, que se ha celebrado al finalizar la marcha que ha discurrido entre Atocha y el Congreso, ha decidido 'recibir' a los diputados que someterán este viernes a votación la reforma de la Carta Magna, rechazada por este colectivo y otras organizaciones de izquierda al no prever un referéndum.

La Policía ha acordonada la plaza de Neptuno, desviando el tráfico por rutas alternativas. La marcha y posterior asamblea se ha celebrado un día antes de que el Congreso acoja la votación que aprobará la reforma constitucional para fijar un techo de déficit.