Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La manifestación contra los recortes augura un 'otoño caliente' de protestas

De Guindos aseguró que los "sacrificios" de los ciudadanos son "ineludibles"

El mismo día en que el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguraba que los "sacrificios" de los ciudadanos son "absolutamente ineludibles" para garantizar las prestaciones sociales, miles de personas salían a las calles de Madrid para protestar contra los recortes. Convocados por los sindicatos y diversas asociaciones y organizaciones sociales, los manifestantes pidieron, además, un referéndum sobre los recortes que está aplicando el Gobierno de Rajoy. Los secretarios generales de UGT y CC.OO dejan la puerta abierta a una nueva huelga general y desde sectores cercanos al 15-M se ha convocado ya a la ciudadanía para rodear el Congreso el 25 de septiembre lo que augura un 'otoño caliente' de protestas.
Bajo el lema 'Vamos! quieren arruinar el país. ¡Hay que impedirlo!',  cuatro columnas de manifestantes procedentes de todas las comunidades autónomas y seis 'mareas' de trabajadores de la función pública, la educación, la sanidad o los servicios sociales marcharon con camisetas de colores correspondientes a los diferentes colectivos cantando consignas y portando pancartas, banderas de las distintas comunidades autónomas y globos.
Entre los mensajes más repetidos, 'Esto nos pasa por un Gobierno facha', 'Si quieres ganar lucha sin descansar' o 'La reforma laboral, terrorismo laboral'. Entre estos cánticos, también enviaron mensajes directos al presidente del Gobierno: 'Rajoy no te equivoques, persigue a los defraudadores, no a los trabajadores' o 'la reforma para los políticos'. La subida del IVA, el paro, la amnistía fiscal, los recortes en sanidad y la educación o las ayudas a la banca, también han estado presentes entre las pancartas y mensajes lanzados por los ciudadanos congregados ante el escenario de Colón.
"Es el tiempo de devolver la palabra a la ciudadanía", aseguraron los líderes de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, quienes volvieron a plantear la posibilidad de convocar una nueva huelga general."La llave de la huelga general la tiene el presidente del Gobierno", dijeron Toxo y Méndez, para añadir que "esta claro que si hay huelga, que a lo mejor es el desenlace inevitable, la fecha no la va a poner Rajoy".
Méndez subrayó  el enorme seguimiento de esta convocatoria. "Aquí hay mucha gente que no se quiere resignar, que está hasta la coronilla. Nunca con tanta soberbia, con tantas malas artes, se había hecho tanto daño a la inmensa mayoría de la sociedad, porque sólo se protege a las élites económicas y financieras", criticó, acusando al Gobierno de comportarse con "arrogancia y prepotencia" en España y con "sumisión y servilismo" en Europa.
El mismo día que De Guindos señalaba que los “sacrificios” son “absolutamente ineludibles para corregir el entorno difícil y poner las bases de la recuperación", Méndez aludió al ministro de Economía asegurando que "ha dimitido mentalmente de su responsabilidad y ha vuelto a recuperar la figura de delegado de Lehman Brothers". Fernández Toxo espera que Rajoy aproveche las fotos y vídeos de la manifestación para ver "imágenes de la realidad" que dice desconocía y, aunque rechazó entrar en una guerra de cifras sobre los asistentes, ha asegurado que "hay tantísima gente como en cualquier otro momento" en que se ha dicho que Colón albergaba hasta dos millones de manifestantes.
Insistió en que hay alternativas a la "anestesia" que el Gobierno está tratando de imponer a la sociedad, y ha recordado que Grecia, Portugal o Irlanda "no están mejor que antes de mayo de 2010, cuando se inició este camino del suicidio".
"No es el tiempo de carta blanca para los mercados; es el tiempo de más política, de devolver la palabra a la ciudadanía, que tiene derecho a que se les explique primero por qué se abandona el programa electoral y, luego, para que se les permita expresar su opinión en un referéndum", reclamó, ante una fuerte ovación y aplauso de los manifestantes.
Cospedal y Rubalcaba
El mismo día en que la gente se echaba a la calle, la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, manifestó que "los españoles van a agradecer la responsabilidad del Gobierno", aunque "algunos de ellos estén hoy enfadados y protestando, e incluso los que están poniendo piedras en el camino para que sea mas tortuoso y difícil".
Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que el presidente del Gobierno "ha perdido ya la mayoría social" porque “hay miles de ciudadanos que le están diciendo a Rajoy no, que esas políticas sólo han creado desempleo, sufrimiento y no han permitido a nadie salir de la crisis y con esos miles de ciudadanos estamos los socialistas como siempre hemos estado", ha manifestado, para afirmar que el presidente del Gobierno "escondió sus promesas electorales porque, si las hubiera dicho, no estaría donde está".