Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se entrega en Barcelona el acusado de matar a su esposa e hijos en Tarragona

El presunto asesino se ha entregado a la Guardia de Barcelona. El detenido, Abdslam B., de origen marroquí, ha sido entregado por la Guardia Urbana a los Mossos d'Esquadra y permanece en una comisaría de la policía catalana a la espera de pasar a disposición judicial en Tarragona acusado del triple crimen.
Los cadáveres de la mujer, de 26 años, y de los dos hijos, de 2 y 6 años, fueron encontrados el pasado 17 de octubre en avanzado estado de descomposición y cubiertos de cemento en una bañera de su piso en el barrio marítimo de Tarragona.
En un principio se especuló con la posibilidad de que el sospechoso hubiera huido a su Marruecos natal, éste escapó a Bélgica, donde estuvo unos días, hasta que finalmente regresó a Barcelona, donde se ha entregado a una patrulla de la Guardia Urbana en la céntrica Rambla de Barcelona.
Los Mossos d'Esquadra habían dictado una orden de búsqueda y captura internacional y se pusieron en contacto con la policía belga, que llegó a localizar al sospechoso. Sin embargo, cuando la policía belga iba a proceder a la detención del sospechoso, se percataron de que éste ya había regresado a Barcelona.
Finalmente, el acusado se ha dirigido hacia las 01:25 horas de la madrugada del jueves a una patrulla de la Guardia Urbana en La Rambla de Barcelona para entregarse, ante lo que los agentes han comprobado su identidad y, al confirmar que pesaba sobre él una orden de búsqueda y captura, le han detenido.
El principal sospechoso del triple crimen tenía una orden de alejamiento de su esposa por malos tratos, aunque la propia víctima pidió en diciembre pasado que fuera revocada.El juez, no obstante, denegó esta solicitud, aunque ello no impidió que ambos volvieran a convivir.
Se da el caso de que Abdslam B. había estado ingresado y en tratamiento en el hospital Pere Mata de Reus (Tarragona) por problemas psiquiátricos.