Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera se ofreció a alimentar a Rayan mientras otras atendían una urgencia

El informe oficial de la Consejería de Sanidad afirma que la enfermera del caso Rayan se ofreció "a poner las nutriciones enterales" tanto a Rayan como a otro neonato que se encontraba también en la UCI del Hospital Gregorio Marañón, ya que la auxiliar encargada de hacerlo tuvo que atender a un ingreso. Inspección recomienda en su informe una normativa estatal sobre los medios técnicos de administración de fármacos y alimentación.
Según el informe, La supervisora le ofreció ir a Neonatología "para familiarizarse con el Area de Cuidados Intensivos, sin llevar pacientes a su cargo", pero cuando la auxiliar iba a proceder al reparto de nutriciones enterales -por vía nasogástrica- la enfermera a cargo del box pequeño en el que se encontraba Rayan indicó a la auxiliar que retrasara las nutriciones porque era precisa su colaboración en un nuevo ingreso. En ese momento, la enfermera que cometió el error, contratada desde el 18 de junio en este servicio, "practicó por vía venosa periférica, en lugar de por sonda nasogástrica" la alimentación de Rayan.
Piden la dimisión del gerente del hospital
Este viernes se ha llevado a cabo una concentración de 15 minutos a las puertas del centro sanitario en la que han participado varias decenas de enfermeras. Las auxiliares han leído un comunicado en el que manifiestan su "solidaridad y apoyo con la compañera enfermera que fue acusada de forma temeraria e irresponsable por parte del señor gerente de nuestro hospital, Antonio Barba".
En el comunicado, firmado por el Comité de Empresa del Hospital General Gregorio Marañón, las enfermeras piden "la rectificación pública de las declaraciones emitidas por el gerente y su dimisión".
Sobre la capacitación profesional del personal de enfermería, Esther Ortega ha dicho que "están metiendo gente que no tiene ni idea, que no conocen ni la planta, que no conocen una UVI y una UVI es una cosa muy seria". También ha criticado que se estén haciendo contratos de tres meses. "Pedimos que se hicieran contratos más largos con personas competentes y aquí te viene personal de la bolsa de trabajo que no tiene ni idea, que no saben nada".
Una investigación más
La asociación 'El Defensor del Paciente' considera que el informe es una "investigación demagógica", que "no saca de dudas a nadie". Ellos aseguran que "ninguna enfermera puede elegir las tareas a realizar y si así lo hace, el jefe de ésta será responsable de sus acciones al haber permitido esta elección".
'El Defensor del Paciente' expone que no se habla de los "corresponsables en el fallecimiento del bebé, como son los responsables de la UCI y del centro hospitalario" y destaca que "lo único que hace es demonizar y responsabilizar a una sola persona habiendo otras presuntamente implicadas".