Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La endoscopia bariátrica permite perder peso de forma más segura que la cirugía

El uso de la endoscopia bariátrica permite tratar la obesidad con poco riesgo para el paciente y es más seguro que la cirugía al utilizar un orificio natural (la boca), lo que permite al paciente volver a casa en apenas 24 horas después de la intervención.
Así lo ha asegurado el jefe de la Unidad de Endoscopia Bariátrica de HM Sanchinarro, Gontrand López-Nava, con motivo del curso MIBE 2016 que se celebra estos días en su hospital, en el que diferentes expertos analizan los últimos tratamientos y técnicas más novedosas en este campo.
Este experto aclara que estos tratamientos ayudan a los pacientes a hacer dieta y así cumplir con su objetivo de perder peso. Pero antes de empezar "es fundamental que el paciente quiera dejarse enseñar por nuestro equipo para ayudarle a modificar sus hábitos", asegura.
De hecho, el papel de los psicólogos y nutricionistas de la Unidad tienen un papel de absoluto protagonismo, ya que su objetivo es que el paciente cambie su rutina de alimentación y de ejercicio y que ésta se mantenga a largo plazo, por lo que se realizará un seguimiento durante dos años.
DIFERENTES OPCIONES
Las técnicas de reducción gástrica por endoscopia han ido evolucionando. La más moderna es la denominada 'Método Apollo', que consiste en "suturar el estómago para que tenga una forma tubular, con menor capacidad para el alimento, disminuyendo el hambre y provocando saciedad precoz, pero preservando sus funciones", señala López-Nava, pionero en la implantación de esta técnica en Europa.
Asimismo, existen tratamientos implantables vía oral que permiten reducir la capacidad del estómago gracias a la introducción de un dispositivo que ocupa espacio en el estómago, como el balón intragástrico, con el que estos pacientes reciben el alta en aproximadamente dos horas tras la intervención.
En todos los casos las técnicas van dirigidas a pacientes con sobrepeso y obesidad (en un adulto estándar, a partir de 12 kilos) que quieren adelgazar por motivos de salud y que necesitan ayuda con la dieta y ejercicio físico.
"Con las técnicas de endoscopia nos estamos acercando a todos los pacientes con obesidad que no reciben ningún tratamiento, que es lo que más nos preocupa", según este experto, lo que hace que cada vez sean más demandadas. Sólo en su unidad, apunta, alcanzan las 200 intervenciones anuales.