Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El encarecimiento de la luz y los alimentos disparan los precios

La cifra, que supone el mayor nivel desde octubre de 2008, coincide con el indicador adelantado de la inflación, que el organismo estadístico difundió por primera vez el pasado 31 de enero debido a un cambio en el cálculo de la inflación armonizada europea.
Sube la luz, los alimentos y las bebidas
El organismo estadístico atribuye este repunte a la vivienda, cuya tasa anual subió más de dos puntos y alcanzó el 7,8%, la mayor tasa desde septiembre de 2008. Este incremento se explica fundamentalmente "por la subida del precio de la electricidad, cuya variación anual se situó en el 15%", la más alta desde enero de 2002.
La alimentación y bebidas no alcohólicas también subieron, aunque menos. En concreto, la variación anual fue del 0,9%, dos décimas superior a la del mes anterior. Las parcelas que más destacan por su influencia en esta variación fueron el agua mineral, los refrescos y zumos y el azúcar.
tro de los repuntes importantes correspondió al apartado de bebidas alcohólicas y tabaco, que subió nueve décimas al 16,1% interanual, debido a que la subida del precio del tabaco ha sido mayor que en enero del año pasado.
La subyacente sigue subiendo
En cuanto a la tasa subyacente -que no incluye los alimentos frescos ni la energía-, se sitúa en el primer mes de enero en el 1,6%, una décima por encima de la registrada en diciembre.