Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No quiero bajar", la venganza de una embarazada tras no tener un sitio en el metro

El funcionamiento de la línea 10 del metro de Pekín, China, se vio alterado el pasado 1 de septiembre. El motivo no pudo ser más surrealista. Y es que una mujer embarazada se sentó en medio de la puerta de uno de los vagones después de que nadie le cediera el sitio. Lejos de que el incidente fuera corto e intenso, la venganza de la mujer se prolongó en el tiempo. Tanto que fue necesaria la presencia de los guardias de seguridad y de varios agentes. Finalmente, al cabo de largos minutos, las fuerzas del orden pudieron levantarla y apartarla de la puerta.