Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hay más de 200 millones de inscritos para votar en unas elecciones históricas

A las seis de la mañana han abierto algunos colegios electorales como el de Richmond, en Virginia, donde ha votado Tim Kaine, el candidato demócrata a la vicepresidencia. El número dos de Clinton ha animado a la población a que vaya a votar. Hillary ha votado, dos horas después, en Nueva York, acompañada de su marido. A juzgar por las colas, esta vez los estadounidenses pueden batir récords de participación. De hecho, han votado ya de forma anticipada más de 46 millones de personas y, por primera vez, se han inscrito más de 200 millones para votar. Pero es que estas elecciones son históricas por muchas razones, también porque tras una campaña tan polémica, no se descarta una jornada de votación caótica, incluso con episodios de intimidación. Organizaciones de extrema derecha y racistas como el Ku Klux Klan han pedido formalmente el voto para Trump y dicen que van a "supervisar" el desarrollo de las votaciones ya que, según el aspirante republicano, estos comicios están amañados. Por eso, el despliegue policial es inédito y por primera vez están presentes observadores extranjeros para verificar la buena marcha del proceso. Un proceso en el que, según los sondeos, Clinton parte con una ligera ventaja. No obstante, en la suma de las tres localidades que ya han votado, tres pequeños pueblos de New Hampshire, que votan a media noche, Dixville, Harts, y Millsfield, Trump ha sacado 32 votos y Clinton se ha quedado con 25. Así que, no se descartan sorpresas.