Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interminables colas de espera para decidir al sucesor de Obama en la Casa Blanca

A las 12 de la mañana en el barrio de de Greenwich Village, zona residencial de Nueva York al oeste de Manhattan la cola para votar quien será el próximo presidente, o presidenta, de Estados Unidos era ya impresionante. Afirman que llevan una media de 45 minutos esperando para poder depositar su voto, algo que consideran razonable debido a que confiesan que los tiempos suelen ser superiores. Entre tanto, algunos niños aprovechan para recaudar fondos para financiar el colegio , vendiendo dulces con los que amenizar el proceso. Los ciudadanos deciden si será la candidata demócrata Hilary Clinton o el candidato republicano Donald Trump quien suceda a Barack Obama en la Casa Blanca.