Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump y Obama escenifican el traspaso pacífico de poderes con un apretón de manos

El nuevo presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se ha reunido con Barack Obama en la Casa Blanca para escenificar frente a todos los medios el traspaso pacífico de poderes al que este último aludió en su discurso tras los resultados electorales. En el marco de una cita cordial, ambos han sellado el encuentro con un apretón de manos.

El presidente saliente, Barack Obama, ha recibido a Donald Trump en la Casa Blanca después de invitarle a visitar la Casa Blanca y conocer el que será su despacho.
Elegido nuevo presidente de los Estados Unidos tras vencer a Hillary Clinton, el republicano será investido el 20 de enero para convertirse en el presidente 45 del país.
Durante la reunión, Obama ha vuelto a insistir en el traspaso pacífico de poderes en una transición suave para que Trump tenga éxito, tal y como dijo en su discurso tras los resultados electorales.
"Si él tiene éxito, el país tiene éxito", ha asegurado, en declaraciones recogidas por The Guardian, incidiendo nuevamente también en ese mensaje de unidad que pronunció, asegurando que todos estaban "en el mismo equipo" y antes que republicanos o demócratas "somos patriotas primeros", por lo que "todos buscamos lo mejor para el país".
Por su parte, Donald Trump, que continúa con un tono más rebajado y comedido respecto al que ha empleado durante su campaña, ha asegurado que "ha sido un gran honor" verse con Obama, con quien nunca antes se había reunido. El presidente electo ha descrito al actual inquilino de la Casa Blanca como "un muy buen hombre" y confía en reunirse con él "muchas veces más" para trabajar por el país.
Durante la cita, que duró más de lo previsto, como el propio magnate ha reconocido, ambos han charlado de un amplio abanico de temas que ha incluido cuestiones tanto de política exterior como interior, en un ambiente cordial que ha finalizado con un apretón de manos.