Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España vota en chanclas

No hay elecciones sin monjas con su segunda obligación dominical o niños aprendiendo democracia. Para de mayor cumplir con un deber cívico, si, por ejemplo, han fallado titulares y suplentes en tu mesa, como le ha ocurrido a la socialista Carme Chacón, que ha sustituido al cofundador de la marca de ropa Mango, que no ha aparecido o al gurú económico de Ciudadanos, Luis Garicano. Ahora les toca pasar la jornada en la que unos no pueden votar: Y otros pueden hacerlo con más de una papeleta: los de Correos. Este domingo, con doble trabajo, porque se han duplicado las peticiones para votar en diferido. Trabajo han tenido también los servicios de emergencia. Un hombre de 72 años y que padecía dificultades respiratorias ha muerto en Gerona justo antes de votar. Y justo después, otro, de un infarto, en Madrid, de 92 años. Una mujer, vocal en una mesa en Valencia, se ha puesto de parto.