Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo que no se vio en el debate a cuatro

Caía la noche cuando los protagonistas comenzaban a llegaban al Palacio de Congresos de Madrid. El primero en llegar fue Albert Rivera, quien apareció con chaqueta y sin corbata, seguido llegó Pablo Iglesias, quién antes de entrar y posar frente a los periodistas, decidió acudir donde se encontraban protestando unos trabajadores de RTVE. Iglesias vestía una camisa blanca.

El tercero en aparecer, vestido con chaqueta y corbata roja, fue el líder socialista Pedro Sánchez, quien llegó al Palacio de Congresos de la mano de su mujer. El último en llegar, tal y como estaba previsto, fue el presidente en funciones Mariano Rajoy, como de costumbre con traje y corbata.

Ya en plató, el inicio del debate se demoró más de lo previsto por unos problemas técnicos de última hora.