Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos entra en las casas de los votantes a golpe de click

Pablo Iglesias, en la sede de uno de sus caladeros de votos: Twitter. La responsabilidad, el último ingrediente de su discurso de campaña. Lo inauguró anoche, tras la pegada de carteles, con Alberto Garzón. Iglesias, sin corbata, pero metido en traje de presidenciable. Entre el público,  pocas banderas del PCE, más Podemos que Unidos. De fondo, las consignas de partido como el ‘sí se puede’, que en Valencia se convirtieron en un reclamo de Gobierno a la valenciana. Los de Oltra, tradicionales, tirando de escoba y cola. En Barcelona, pegada tecnológica y vídeo de Domenech llamando al cambio. El otro vídeo, el del día, nos lleva al 26 de junio por la noche, con un resultado, el que ellos esperan, narrado por José Sacristán.