Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña “de precisión” de Podemos

Datos del CIS, del INE, todos los resultados electorales y todo combinado para saber, exactamente, dónde necesitan los votos y cuántos necesitan. Un ejemplo el distrito madrileño de Carabanchel, los datos les dicen dónde les votaron más y dónde menos y con toda esa información son los voluntarios y los círculos los que eligen dónde deben concentrar los esfuerzos, a pie de calle y prácticamente puerta a puerta.

El experto en marketing político Iván Redondo señala que esta es una estrategia de campaña importada de Estados Unidos. Ya la utilizó Barak Obama en su primera elección, ya se usa en otros países de Europa hace casi una década. En España la ha importado Podemos y se aplica a la hora de decidir los mítines, de organizar los actos, y de centrar los esfuerzos.

En 20 provincias el último escaño se va a decidir en menos de 6.000 votos y Podemos ha decidido salir a buscarlos a la calle. Discurso personalizado para cada votante en función de su edad, su situación o sus preocupaciones. El esfuerzo dónde el análisis de los datos dice que hay más posibilidades, dónde más se puede crecer, y dónde hace más falta