Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE quiere acabar con el diésel

Pedro Sánchez llegando en vehículo a la sede del PSOEEFE

El PSOE recoge en su documento 'Compromisos para un SÍ por un Medio Ambiente Sostenible' un calendario de eliminación paulatina del diésel que estaría contemplado dentro de una Ley de transición energética y cambio climático.

El documento, presentado este lunes 6 de junio en Huelva por el líder de los socialistas, Pedro Sánchez , enumera las promesas para concurrir a las elecciones del próximo 26 de junio en materia de sostenibilidad.
Muchas de las medidas ya aparecían en el programa electoral para concurrir a las elecciones del 20 de diciembre, aunque más desarrolladas entonces, como la aprobación de la mencionada ley de transición energética y cambio climático que, en cambio, ahora especifica el compromiso por eliminar paulatinamente el diésel. Junto con ello, el calendario marcará también una mejora progresiva de los estándares de emisión exigidos a los vehículos a motor.
Otro calendario planteado, como ya hiciera para las anteriores elecciones, es el del cierre paulatino de las centrales nucleares, junto con la determinación del sistema de almacenamiento temporal de residuos. Asimismo, plantea de nuevo la prohibición de nuevas explotaciones de hidrocarburos en el territorio y aguas jurisdiccionales nacionales.
El texto socialista recoge también medidas en materia de biodiversidad que ya contemplaba anteriormente, como la prohibición absoluta del cambio del uso del suelo en zonas forestales incendiadas, así como la creación de un estatuto básico para agentes y bomberos forestales, o planes para la consolidación de ciudades sostenibles.
Igualmente, contempla el uso de desaladoras e infraestructuras ya existentes en los territorios especialmente por la sequía o la moratoria de cualquier nueva actuación en dominio público marítimo terrestre, salvo para tareas de protección y consolidación del entorno natural e infraestructuras verdes.
Los socialistas plantean asimismo una fiscalidad ambiental que atienda a las emisiones de CO2, óxidos nitrosos, emisiones de vehículos a motor, residuos industriales y peligrosos o tóxicos y los derivados de envases, embalajes y bolsas. Además, quieren introducir progresivamente los sistemas de gestión de 'Depósito, devolución y retorno' allí donde sea más eficaz.