Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy reclama su derecho a gobernar: "El PP se merece un respeto"

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, ha afirmado que el PP ha ganado las elecciones generales de este domingo y ha reclamado el "derecho" de su partido a gobernar. "El PP se merece un respeto", ha proclamado ante centenares de militantes y simpatizantes que se han concentrado frente a la sede para celebrar la victoria del partido.

Mariano Rajoy se ha pronunciado así desde el tradicional balcón que se ha preparado en la primera planta de la sede del PP de Génova 13, a donde ha salido acompañado en primer lugar de su mujer Elvira Fernández -visiblemente emocionada-- y de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
Después se han ido sumando los vicesecretarios Javier Arenas, Fernando Martínez-Maillo, Javier Maroto, Pablo Casado y Andrea Levy. También han saludado a los congregados en la sede del PP la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el jefe de campaña, Jorge Moragas, y el presidente del Senado, Pío García-Escudero.
El PP recibe "un apoyo mayoritario"
"Me siento enormemente orgulloso de este partido", ha proclamado Rajoy ante varios centenares de simpatizantes que han interrumpido su discurso en varias ocasiones coreando 'sí se puede', 'presidente, presidente' o 'yo soy español, español'. Según ha dicho, ha sido una etapa "difícil" pero el PP "ha tenido coraje, ganas, determinación".
Así, Rajoy ha resaltado que en los momentos de dificultad el PP "ha estado ahí" y ahora la sociedad "le ha dado un apoyo mayoritario". "Habéis ganado las elecciones porque habéis tenido fe en la victoria y porque la habéis perseguido", ha manifestado, para decir a los suyos que tienen que sentirse "orgullosos" porque han creído en lo que hicieron y han dado la batalla sin ponerse a las "órdenes de nadie".
En este sentido, ha recalcado que el PP es una formación que defiende el interés general de los españoles por encima de cualquier consideración y "se merece un respeto". Según ha añadido, en una situación "difícil", España tiene a su disposición un "instrumento muy importante", el PP, que "jamás le va a fallar a los españoles, voten lo que voten".
Hablar con todo el mundo
El jefe del Ejecutivo en funciones ha asegurado que con las elecciones en España "han ganado los demócratas, la libertad y los derechos de la gente". "Hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar, precisamente porque hemos ganado las elecciones. Pero ahora de lo que se trata es de ser útil al cien por cien del pueblo español, a los que nos han votado y a los que no. A disposición de todos estamos nosotros", ha enfatizado.
Rajoy ha admitido que a partir de este lunes tendrán que empezar a "hablar con todo el mundo" y así lo harán. "Y vamos a hablar con el único horizonte de defender a España y al cien por cien de los españoles", ha manifestado, tras asegurar que ahora España camina en la "buena dirección, va a seguir haciéndolo.
Uun beso a su mujer Elvira
El jefe del Ejecutivo, que ha botado en un par de ocasiones a petición de los congregados ante la sede, ha dado las gracias a los cargos del PP, a los militantes y a los apoderados e interventores en estos comicios. Sin embargo, no ha querido citar los nombres de los miembros de su equipo y solo ha mencionado a su mujer. "Solo voy a citar a mi mujer", ha afirmado, dándole un beso.
De hecho, una pancarta con el mensaje "Gracias" se ha desplegado en la fachada de la sede del partido donde se concentraban varios centenares de simpatizantes. "Gracias de corazón por vuestro empuje, aguante y generosidad. Solo quiero decir una cosa, que el equipo directivo de este partido va a estar a la altura de las circunstancias y hará todo lo que pueda para que a España y a los españoles cada vez les vaya mejor", ha concluido Rajoy.
Tras su intervención de Rajoy ha proseguido el ambiente festivo en la sede del PP, si bien algunos de los congregados han prendido una bengala y los antidisturbios los han desalojado de la zona.