Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuertes lluvias castigan Galicia

Después de las intensas precipitaciones que se han registrado en las últimas horas, Galicia continuará con aviso de riesgo por lluvias en provincias como A Coruña y Pontevedra, cuyos fenómenos costeros mantendrán en situación de riesgo ambas provincias.

Entre las 19.00 horas del lunes y las 7.00 horas de este martes el servicio de emergencias registró 278 llamadas relacionadas con incidencias por el adverso meteorológico en Galicia. La provincia de A Coruña ha sido la más afectada, con 142 incidencias; seguida de Pontevedra, con 114; Ourense, 15 y Lugo, siete, según los registros del 112.
Entre las incidencias registradas se incluyen inundaciones en bajos comerciales, calles y viviendas; así como caída de árboles, bolsas de agua en carreteras, socavones, viviendas sin luz y desprendimientos de piedras y tierra.
Según ha informado la Agencia Estatal de Metereología (AEMET), Un total de 28 provincias estarán este martes en alerta amarilla (riesgo) o naranja (riesgo importante) por lluvias, vientos o fenómenos costeros. En aviso amarillo por vientos se encuentran Cantabria, Navarra, León y Palencia, A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Asturias, Burgos, Salamanca, Zamora, Ávila Lérida y La Rioja. Huesca se encuentra en alerta naranja.
Las lluvias mantendrán con aviso de riesgo a A Coruña, Pontevedra, Zamora, Salamanca, Cáceres y Badajoz entre otras provincias situadas en el centro de la Península. En general se esperan precipitaciones localmente fuertes o persistentes en Galicia y el viento soplará también fuerte del suroeste en el litoral gallego.
En cuanto a las temperaturas, pocos cambios en el tercio este peninsular y Baleares y un ligero ascenso en Canarias. En el resto descenderán de forma ligera a moderada.