Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ejército de Tailandia toma Bangkok mientras el Gobierno amplía el toque de queda

El Gobierno de Tailandia ha ampliado el toque de queda nocturno a 21 provincias, según ha informado el Ejecutivo en un comunicado. El primer ministro, Abhisit Vejjajiva, había decretado el toque de queda en Bangkok desde las ocho de la tarde de este miércoles (tres de la tarde en España) a las seis de la mañana del jueves (una de la madrugada en España). La extensión del toque de queda ha sido anunciada por los canales de televisión, que se encuentran bajo control del Gobierno, y cubrirá las mismas horas que el de la capital.
El Ejército tailandés ha puesto fin a las protestas del movimiento opositor de los 'camisas rojas' tras la ofensiva final lanzada esta pasada noche contra su campamento del centro de Bangkok que ha concluido con cinco muertos y la rendición y detención de los principales líderes de la revuelta. El conflicto, que comenzó el pasado 12 de marzo con las manifestaciones de la oposición para reclamar la dimisión del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas, ha causado al menos 65 muertos y más de mil heridos.
Situación bajo control
"La situación general está bajo control", ha declarado el portavoz del Ejército, Sansern Kaewkamnerd, en un mensaje televisado. "Las fuerzas de seguridad han puesto fin a su ofensiva", ha añadido. No obstante, el ministro de Defensa, general Pravit Wongsuwan, ha anunciado poco más tarde que el Gobierno podría imponer un toque de queda nocturno para controlar las protestas que persisten en los alrededores de la capital y en otros puntos del país tras la rendición de los líderes de los 'camisas rojas'.
Poco antes del anuncio del Ejército, la televisión mostró en directo las imágenes de cuatro líderes de los 'camisas rojas' en poder la Policía. Uno de los cuatro detenidos es Jatuporn Prompan, quien minutos antes se había dirigido a los manifestantes en el mismo lugar de las protestas. "Os pido disculpas por todo, pero no queremos que haya más pérdidas", ha proclamado. "Yo también estoy deshecho, me rindo", ha manifestado.
Otro de los dirigentes detenidos, Nattawuk Saikua, ha pedido a los 'camisas rojas' a través de un altavoz que regresasen a sus casas y pusiesen fin a las protestas. En ese momento ya había sido detenido por la Policía.
La ofensiva
La ofensiva comenzó la pasada madrugada, cuando numerosos soldados y vehículos blindados del Ejército atacaron el principal distrito comercial de Bangkok, Silom Road, en el que se mantenían atrincherados desde hacía más de seis semanas los manifestantes del Frente Unido por la Democracia y contra la Dictadura (UDD).
Durante la ofensiva de este miércoles murieron al menos cinco personas y otras 50 resultaron heridas, según ha informado la agencia Thai News. Al menos tres periodistas extranjeros que estaban cubriendo los enfrentamientos han resultado heridos, y uno de ellos ha muerto.
El fallecido era un fotógrafo italiano que resultó herido en el corazón y en el abdomen y pereció posteriormente en el hospital. El ministro de Asuntos Exteriores italiano, Franco Frattini, ha declarado que hay una "alta probabilidad" de que se trate de Fabio Polenghi, de 45 años.
Entretanto, tras la caída del campamento de Bangkok, los opositores ocuparon e incendiaron las sedes de los Ayuntamiento de Khon Keon y Udon Thani, en el noreste de Tailandia, según informaron la Policía y la televisión tailandesa. Asimismo, poco después de la rendición de los dirigentes opositores explosionaron tres granadas cerca del campamento de los 'camisas rojas' y al menos dos soldados y un periodista canadiense resultaron gravemente heridos.
El Central World, devorado por las llamas
El Central World de Bangkok, el segundo centro comercial más importante del sureste de Asia, ha quedado totalmente destruido por las llamas durante los disturbios que sucedieron a la ofensiva militar. El centro está gestionado por Central Pattana PCL. Por otra parte, las autoridades han anunciado que las tropas continuarán con su ofensiva a lo largo de la noche y han ordenado a los equipos médicos y de emergencias que se mantengan en estado de alerta.
Por su parte, el primer ministro, Abhisit Vejjajiva, ha decretado el toque de queda en Bangkok desde las ocho de la tarde de este miércoles (tres de la tarde en España) a las seis de la mañana del jueves (una de la madrugada en España) y las autoridades tailandesas han ordenado a las cadenas de televisión que únicamente emitan los programas que hayan sido autorizados previamente por el Gobierno.
Además,El ministro tailandés de Hacienda, Korn Chatikavanij, ha asegurado este miércoles que las protestas de los 'camisas rojas' han reducido a la mitad el crecimiento porcentual del Producto Interior Bruto (PIB) del país. No obstante, ha admitido en declaraciones a la CNN que si finalmente se confirma el fin de las protestas, el impacto económico de éstas sería "pasajero".
Las protestas
Cerca de 3.000 manifestantes, en su mayoría procedentes de las zonas rurales del país o pertenecientes a las clases urbanas de menores recursos, y seguidores del depuesto primer ministro Thaksin Shinawatra, permanecían acampados desde el 12 de marzo en la zona, en la que hay varios hoteles y sedes diplomáticas.
Los 'camisas rojas' aseguran que el primer ministro del país, Abhisit Vejjajiva, carece de legitimidad popular porque obtuvo el poder tras unas controvertidas elecciones celebradas en 2008 y dos años después del golpe militar incruento que provocó el derrocamiento de Thaksin, por que lanzaron las protestas para reclamar la dimisión del Gobierno y la convocatoria inmediata de elecciones.
Los problemas se agravaron el pasado jueves, cuando el Ejército lanzó una ofensiva para aislar a los 'camisas rojas'. El estallido de la violencia desatado aquel día había causado,hasta los enfrentamientos de este miércoles, la muerte de 39 personas y heridas a otras 300, en lo que suponen los enfrentamientos políticos más sangrientos de los últimos 18 años en Tailandia.