Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'reválida' de Bachillerato será como la Selectividad, sólo de troncales de 2º

ESOcuatro.com

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte va a reformar por decreto ley la LOMCE para que la evaluación final de Bachillerato sea muy similar a la Selectividad. El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha explicado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que serán exámenes sólo de las asignaturas troncales de 2º y no de los dos cursos de la etapa como establece la ley Wert. Además, la evaluación de 4º de la ESO será muestral, es decir, no la van a realizar todos los centros, sino los que elijan las comunidades autónomas, y versará sólo de las troncales de ese curso.

Estas son las principales novedades del borrador del proyecto de real decreto ley, que el Gobierno ha mandado a los "negociadores" del PSOE y que Méndez de Vigo a explicado en rueda de prensa. El documento lo discutirá el ministro Íñigo Méndez de Vigo con los responsables de Educación de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial convocada para el próximo 28 de noviembre.
Tanto la LOMCE como los últimos borradores sobre las características de estas evaluaciones indicaban que los alumnos que quieran acceder a la Universidad el curso que viene 2017-2018 deberían examinarse no sólo de las asignaturas troncales de segundo de Bachillerato, sino también de algunas materias de primero, algo que estaba generando mucho desconcierto en la comunidad educativa, que pedía de forma unánime el restablecimiento de la antigua Selectividad.
Así, el ministro ha explicado que la prueba de acceso a la Universidad será muy parecida a la Selectividad y solo versará sobre las asignaturas troncales de segundo de Bachillerato.
Respecto a la de 4º de la ESO, el ministro también cede a las peticiones de la mayoría de las comunidades autónomas y de las organizaciones de la comunidad educativa, pues va más allá del compromiso anunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de suspender los efectos académicos de estas pruebas hasta lograr el pacto educativo.
Con este decreto ley no sólo desvincula la prueba a la obtención del título, sino que permitirá a las autonomías que la evaluación tenga carácter muestral y no censal, de manera que no la tengan que realizar todos los alumnos de 4º de la ESO de España, sino sólo los de algunos centros. Al igual que la de Bachillerato, esta prueba no versará sobre contenidos de los cuatro cursos de la etapa, sino de las troncales generales y de opción de 4º.
En el texto se indica que las nuevas condiciones se mantendrán "durante un tiempo prudencial y suficiente" hasta alcanzar el pacto educativo. El ministro ha pedido "tranquilidad y certeza para los alumnos" y ha asegurado que este es un "primer paso para abrir la puerta" a la negociación del Pacto educativo, que reclama la sociedad.