Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca la batalla por la supresión de los deberes

Los deberes son el nuevo campo de batalla en la educación española y es una guerra en la que todos dicen velar por los intereses de los afectados: los alumnos. El detonante es la huelga de deberes convocada por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa) durante los fines de semana de noviembre. Una propuesta que no ha gustado ni a los profesores ni a la Concapa, la Confederación Católica de Padres de Alumnos. Eva Bailén en su campaña en Change.org contra las tareas recordaba que según la OCDE, “los niños españoles son de los que más horas dedican a los deberes y que su rendimiento escolar está entre los más bajos”.

La 'huelga de deberes', convocada por Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) para los fines de semana del mes de noviembre, comienza con el objetivo de reivindicar la recuperación del tiempo libre de los alumnos y sus familias y pedir su eliminación total.
Esta acción forma parte de la campaña 'En la escuela falta una asignatura: Mi tiempo libre', presentada por esta organización de padres el pasado mes de septiembre.
"Se trata de dar prioridad a las actividades familiares y si los profesores se niegan a apoyarla, son ellos los que invaden un tiempo que no les corresponde", ha firmado el presidente de CEAPA, José Luis Pazos.
Pazos aconseja a los padres y tutores de los alumnos que vayan a seguir la huelgaa de deberes durante los fines de semana de noviembre que pidan antes a la dirección del centro educativo que los profesores no manden estas tareas y les ofrece para ello un modelo de circular.
Asimismo, en el caso de recibir respuesta negativa a esta solicitud por parte del docente, Ceapa recomienda a los padres que cada lunes entreguen una nota en el centro educativo que explique los motivos por los que los deberes se han quedado sin hacer. Para ello, les ofrece también otro ejemplo de carta.
"Tenemos expectativas muy buenas"
Huelga deberes escuela pública
Desde que esta organización diera a conocer el pasado 22 de septiembre su campaña, Pazos ha afirmado que Ceapa ha recibido "muchísimos" correos electrónicos de padres de estudiantes para pedir información al respecto, resolver dudas o mostrar cierta inquietud sobre cómo va a encajar el profesorado su negativa a hacer los deberes.
"Tenemos expectativas muy buenas", ha asegurado el presidente de esta organización sobre la huelga y espera, además, que el debate sobre los deberes "llegue muy lejos" esta Legislatura porque, a su juicio, "cuando se habla de deberes, se habla también del modelo educativo".
Iniciativas legales
La protesta de CEAPA coincide en el tiempo con propuestas legislativas de Ciudadanos y PSOE. El partido liderado por Rivera ha instado al Gobierno a crear un marco regulador de los deberes para los alumnos con el que se pueda determinar el tiempo y la cantidad de estas actividades en casa dependiendo de la etapa educativa en la que se encuentre el menor.

La formación naranja ha registrado una proposición no de ley al respecto en el Congreso, en la que señala que sería oportuno poner estas actividades en el centro de la atención pública, porque los niños españoles son de los que más tiempo invierten en los deberes, en relación con la media del resto de países de la OCDE.
Tras Ciudadanos, ha sido el PSOE quien ha propuesto al Gobierno que regule los deberes escolares a través de una mesa de trabajo formada por el Consejo Escolar del Estado y la Conferencia Sectorial de Educación. El objetivo es "salvaguardar el efectivo derecho del niño a disfrutar del tiempo libre".

Según detallan los socialistas, la intención de su iniciativa es que "se garantice que las tareas extraescolares de estudio respeten el tiempo y las necesidades de cada alumno, asegurando que sean un complemento adecuado de la actividad lectiva, sin convertirse en una brecha social en función de los recursos y sin que supongan un menoscabo de la necesaria conciliación de la vida familiar".

A su juicio, la carga y el tiempo que supone la realización de los deberes "deben ser razonables" para que no se conviertan en una causa de estrés infantil, de desmotivación o de desigualdad. "Los niños no deben ser las víctimas de excesivos currículos educativos, ni de experimentos legislativos, ni de rankings de centros, ni de obsesivas evaluaciones externas", apunta el PSOE.
Sobre estas iniciativas, José Luis Pazos, presidente de Ceapa,  se muestra contrario porque "permite institucionalizarlas, de manera que les da un soporte legal que ahora no existe". " Es un camino equivocado porque de lo que se trata es de cambiar el modelo de enseñanza", ha añadido.
Para el presidente de Ceapa no hace falta irse a otro país (Francia o Finlandia) para conocer cómo sería un sistema sin deberes. A su juicio, hay modelos de éxito en España en la pública y en la privada: "Hay centros que trabajan sin libros, sin deberes incluso sin exámenes y los alumnos aprenden y también llegan a la Universidad".
Recuperar el tiempo en familia
CEAPA ha defendido la importancia de recuperar el tiempo en familia por lo que ha propuesto una serie de actividades conjuntas ante la 'huelga de deberes' impulsada por la organización para los fines de semana de este mes de noviembre.
Niños jugando al fútbol en la playa
Por este motivo, insta a "priorizar las actividades familiares, no los deberes" pues, como apostilla, "tus hijas e hijos lo necesitan" y propone, entre otras actividades, charlar de un tema de actualidad, preparar una cena conjunta, visitar un museo, escribir una tarjeta a los abuelos o practicar un deporte juntos.
También sugiere visitar un lugar nuevo en la ciudad, ordenar la casa todos juntos, hablar de derechos y obligaciones, visitar juntos a algún familiar, abordar cuestiones que preocupan, tomar una decisión familiar juntos, conversar sobre la tolerancia, organizar un juego colectivo, navegar juntos en Internet, ver una película o preparar una receta de cocina, entre otras ideas.
Ceapa también ha puesto en marcha la página web ' www.educacionsindeberes.org', un espacio que aloja el vídeo protagonizado por un caracol que simboliza a los estudiantes y está cargado con una gran mochila llena de libros. "Tengo derecho a jugar, pensar, aburrirme, a disfrutar de mi infancia y mi adolescencia. Los deberes me lo impiden" o "Mi jornada laboral es más extensa que la de un adulto" son algunas de las quejas del protagonista animado.
Los padres de la escuela concertada y privada, en contra
La iniciativa la ha rechazado la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), mayoritaria en la red concertada quien ha criticado esta campaña y ve "increíble" que Ceapa "aliente" a las familias a que sus hijos "no cumplan con sus obligaciones educativas, entre las que se encuentran los deberes".
Los profesores, contra la huelga
Desde el sector docente, uno de sus sindicatos, ANPE  ya ha reaccionado con críticas a esta iniciativa al entender que es una propuesta que "incita a la insumisión y al boicot, atentando contra la actividad del profesorado y su autoridad profesional y académica"
En nota de prensa, han criticado la iniciativa y ha incidido en que la comunicación en el centro educativo entre el profesorado y las familias resulta "fundamental" para resolver estas controversias, desde el diálogo con el tutor o con el equipo directivo o desde los órganos de participación educativa, como el Consejo Escolar. 
Las propuestas de "boicot e insumisión", han subrayado, "no encajan" en una buena dinámica educativa, sino que "lanzan un mensaje demoledor sobre la relación profesor-alumno que socava la autoridad del docente, atenta contra la buena convivencia escolar y en última instancia contra el rendimiento académico del alumno". "El objetivo de los deberes es mejorar el rendimiento de cada alumno respondiendo a sus necesidades educativas", defienden.
Los especialistas piden "racionalizar" los deberes
Hace un año, María Bailén, revolucionó el panorama educativo español con otra campaña a través de la plataforma Change.org titulada: "Por la racionalización de los deberes en el sistema educativo español".
Eva Bailén
Esta ingeniera en telecomunicaciones, pero sobre todo madre de tres hijos, está convencida de que “los deberes tienen que cambiar al igual que tiene que cambiar todo el sistema educativo”.
Critica también las horas extras que suponen las tareas: “Un niño que ya cumple con su jornada escolar, ¡qué más se le puede pedir!”.
Su crítica a los deberes no es absoluta. Reclama un planteamiento racional de las tareas: “tienen sentido para completar la formación para integrar, para abrir el aula a las familias y para que cuando un niño necesite puntualmente alguna ayuda”. Aunque para ello pide un cambio de mentalidad, “Todo esto tiene que venir reforzado por un cambio de metodología en el aula. Lo que no podemos es seguir planteando las clases partiendo de un libro de texto única y exclusivamente”.