Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno suspenderá "próximamente" los efectos de las 'reválidas'

El ministro de Educación se estrena como portavozEFE

El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha afirmado que el Ejecutivo va a suspender "próximamente" los efectos académicos de las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato para dar cumplimiento al compromiso de investidura con Ciudadanos de cara al Pacto por la Educación.

En su primera rueda de prensa como portavoz tras el Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha explicado que para anular las consecuencias académicas de las evaluaciones de la LOMCE "hay que hacer una modificación legislativa" antes.
Asimismo, ha indicado que se va a crear una subcomisión de Educación en el Congreso para la negociación de un posible Pacto Nacional por la Educación entre las formaciones políticas porque, según ha recordado, "es uno de los objetivos de la Legislatura".
"Me pongo ahora el casco de ministro de Educación", ha bromeado el nuevo portavoz antes de informar de que "este mes" va a convocar en su departamento a las comunidades autónomas a la Conferencia Sectorial de Educación para concretar la orden ministerial que regula las características de las mencionadas evaluaciones porque la de Bachillerato sustituye este curso a la antigua Selectividad.
"Hay que mandar un mensaje de tranquilidad y serenidad a todos los estudiantes respecto a las pruebas de acceso a la Universidad y ha insistido en que esta evaluación "va a ser muy parecida a las PAU".
El Gobierno tiene de plazo hasta el 30 de noviembre para aprobar esta orden ministerial. Además de pasar por la Sectorial de Educación tiene que ser dictaminada primero por el Consejo Escolar del Estado, que actualmente está bloqueado sin altos cargos que lo puedan convocar.