Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El volumen total de créditos morosos caerá más del 9% en el primer semestre, según Axesor

El volumen total de créditos morosos se situará al cierre del primer semestre en 110.478 millones, lo que supone una caída del 9,4%, según el último boletín de Axesor sobre morosidad, en el que anticipa que el volumen total de crédito seguirá descendiendo y cerrará el semestre en 1,18 billones de euros, un 8% menos que un año antes.
De esta manera, la ratio de morosidad, que se ha situado en el 9,14% a cierre de febrero, podrá caer por debajo del 9% en el primer semestre, aún lejos de los periodos previos a la crisis, cuando llegó a situarse por debajo del 1%.
Axesor destaca que el principal impulsor de la caída de la morosidad es el ajuste en el sector constructor e inmobiliario, ya que el volumen de créditos morosos de este sector se situará en junio en 34.870 millones de euros, lo que supone un descenso del 23,56%, que llevará la morosidad del sector al 24,64%, un 10,6% menos en tasa interanual.
Por su parte, la ratio de incumplimiento empresarial fue en marzo del 0,98%, lo que implica una caída del 32,3%. Axesor indica que la sociedad española se encuentra en un proceso de saneamiento de sus balances, disminuyendo deudas y generando ahorro, lo que ha permitido que el porcentaje de empresas que no pueden hacer frente a sus obligaciones o generan incertidumbre haya caído del 6% que llegó a marcar en 2010.
En cuanto al crédito hipotecario, la agencia de rating estima que siga cayendo y se sitúe en poco más de 482.000 millones al cierre del primer semestre, lo que supone una caída del 5,4%. Dentro de este crédito, los préstamos morosos caerán por debajo de los 22.000 millones.
Asimismo, el crédito concedido a empresas inmobiliarias y de la construcción cae a un ritmo muy superior al del crédito a las familias y cerrará el semestre en 141.530 millones de euros, un 14,4% menos que un año antes. Y la morosidad en este sector baja aún a mayor velocidad y se situará a finales de junio en 34.870 millones de euros, un 23,5% menos que en 2016.