Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El viaje en tren entre Valencia y Barcelona se acortará media hora el próximo año

Por la implantación del ancho de vía AVE en un tramo del recorrido
El viaje en tren entre Valencia y Barcelona se reducirá en treinta minutos en 2018 gracias a las mejoras que se realizan en esta línea ferroviaria, incluida en el Corredor Mediterráneo, según anunció el secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Julio Gómez-Pomar.
En concreto, el ahorro de tiempo será resultado de la implantación de vía de ancho AVE en los dos sentidos del tramo de línea entre Castellón y Vandellós, y de la mejora que se está terminando de acometer en la de ancho ibérico del tramo Vandellós-Tarragona.
Según el 'número dos' de Fomento, todo ello "permitirá circular a los trenes con unos ahorros de tiempo importantes entre València y Barcelona", una reducción que ha estimado en unos treinta minutos.
La previsión es que en el segundo trimestre de 2018 acabe la adaptación de las vías para comenzar con el periodo de pruebas de interacción tren-vía. "Hablamos de plazos muy próximos de poco menos de un año o un año y unos meses para tener esa conexión", indicó Gómez-Pomar tras inaugurar un encuentro sobre el Corredor Mediterráneo.
En este sentido, el secretario de Estado remarcó el compromiso "global" de Fomento con esta infraestructura que enlaza por tren Murcia con la frontera francesa y sobre la que está previsto que a finales de 2019 estén terminadas las obras, para comenzar, posteriormente, la fase de pruebas y la interacción entre tren y vía.
"Supondrá una inversión total de 17.000 millones de euros, de los que 13.500 millones ya se han invertidos en los últimos años, mientras que para 2017-2020 se invertirá otros 3.123 millones de euros", detalló.
EL AVE A CASTELLÓN, EN LA SEGUNDA MITAD DEL AÑO.
En su intervención, tras repasar al estado de las obras del Corredor, tramo a tramo, avanzó la puesta en servicio comerciar del tramo entre Castellón y València, actualmente en pruebas, para la segunda mitad del año, en el "tercer o cuarto trimestre del 2017".
Además, ha explicado que en este tramo hay una vía en ancho ibérico y otra en tercer hilo, por lo que una vez los trenes estén circulando "se acometerán las obras del tercer carril en la otra vía para que la conexión entre València y Castellón tenga dos vías con tercer carril", ha puntualizado.
También, ha puesto en valor que todos las obras desde Barcelona a la frontera francesa están "en su mayor parte terminadas" y ha avanzado que la previsión de final de obras para el tramo Castellbisbal-Vilaseca es el último trimestre de 2019, mientras que para el tramo Tarragona y Vandellós prevé que la primera fase de instalación de ancho ibérico en las vías esté a principios de 2018.
Finalmente, ha detallado que la previsión para València-Xàtiva-la Encina es que las obras estén finalizadas en el tercer trimestre de 2019 y Monforte del Cid-Murcia finales de 2017.
"El tramo Murcia-Almeria va con mucho más retraso, acaban de licitar ahora los proyectos de cuatro contratos y estamos hablando de una puesta en servicio de 2023", ha admitido Gómez-Pomar.