Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ventas de ordenadores descendieron un 6,2% en 2016, según Gartner

Lenovo mantiene el liderazgo en número de unidades, seguido de HP y Dell
Las ventas mundiales de ordenadores mantuvieron en 2016 la tendencia a la baja iniciada en 2012 al descender un 6,2% en comparación con el año anterior, según los datos preliminares publicados este jueves por la consultora tecnológica Gartner.
En concreto, Gartner señala que los ordenadores vendidos en el conjunto de 2016 fueron 269,7 millones, frente a los 287,7 millones de unidades de 2015, lo que sitúa las ventas en los mismos niveles que se registraban en el año 2007.
Por fabricantes, Gartner coloca de nuevo como líder en el ranking por unidades vendidas a la firma tecnológica china Lenovo, con una cuota del mercado del 20,7%. Pese a registrar una caída de las ventas del 2,4% respecto a 2015, la compañía logra incrementar su cuota en ocho décimas.
En segundo lugar se mantiene HP con una cuota del 19,4%, 1,1 puntos más que hace un año, pese a caer sus ventas un 0,2%, mientras que en tercera posición se ha situado Dell con una cuota del 14,6%, 1,3 puntos más que hace un año, y un incremento de las ventas del 2,6%.
Los tres principales fabricantes acapararon el 54,7% de las ventas totales de ordenadores en 2016, frente al 51,5% de 2015. Tras ellos en el ranking se han situado Asus (7,6% de cuota de mercado), Apple (6,9%) y Acer (6,8%).
En lo que se refiere al último trimestre del año, las ventas de ordenadores cayeron un 3,7% según Gartner, desde los 75,4 millones hasta los 72,6 millones, con Lenovo, HP y Dell también a la cabeza del ranking.
El analista de Gartner Mikako Kitagawa ha remarcado que el estancamiento en el mercado de ordenadores continuó en el cuarto trimestre de 2016, ya que las ventas en la campaña navideña fueron en general "débiles" dado el cambio registrado en el comportamiento de los compradores de ordenadores.
"El mercado global de los ordenadores se ha mantenido estático, ya que las mejoras tecnológicas no han sido suficientes para impulsar un crecimiento real del mercado", ha añadido Kitagawa, que agrega que los usuarios menos frecuentes de ordenadores, más dependientes de los smartphones, tardan más tiempo ahora en renovar sus PCs.
En este sentido, ha admitido que, aunque existen oportunidades de crecimiento entre los usuarios comprometidos de ordenadores, esto no evitará que continúe el descenso de las ventas de ordenadores "al menos el próximo año".