Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia impone una multa millonaria a Ryanair por infringir la legislación laboral

RyanairEfe

Un tribunal de Aix-en-Provence ha impuesto una multa de más de ocho millones de euros a la aerolínea irlandesa Ryanair por infringir la legislación laboral francesa. Los jueces concluyeron que la compañía de vuelos 'low cost' contrataba personal de cabina de forma "ilícita", no pagaba los impuestos de la seguridad social de sus empleados franceses y obstaculizaba el trabajo de los sindicatos.

El tribunal acusa a la aerolínea, que cerró su base en Marsella cuando se anunció el inicio de este proceso judicial, de no pagar los impuestos a la Seguridad Social y las contribuciones al sistema de pensiones en Francia de su personal que cubría vuelos con origen o destino a esta ciudad entre 2007 y 2010.
El Tribunal Correccional de Aix-en-Provence impuso una multa de 200.000 euros, más 4,5 millones de euros por las cotizaciones sociales impagadas, tres millones para el sistema de pensiones y 450.000 para la oficina de empleo francesa. Asimismo otros pagos a sindicatos y pilotos en concepto de indemnizaciones.
Ryanair apelará la decisión
Ryanair ha anunciado en un comunicado que apelará la decisión del tribunal galo, ya que, según argumenta, la mayoría de su tripulación tenía contratos irlandeses, operaba en aviones registrados en Irlanda y ya había pagado sus impuestos en Irlanda, cumpliendo totalmente con la legislación irlandesa y de la Unión Europea (UE).
En su opinión, existe una "clara contradicción" entre la actual legislación europea de empleo, según la cual los trabajadores irlandesas pagan sus impuestos y sus contribuciones en Irlanda, y el decreto francés de 2006, que pretende exigir a las tripulaciones aéreas que operan en Irlanda pagar sus impuestos en Francia a pesar de que ya la han hecho en Irlanda.
Por ello, piensa que esta contradicción sólo puede resolverse en última instancia por los tribunales europeos y asegura que seguirá con su recurso hasta las instancias de la UE.
"Si Ryanair se ve finalmente obligada a pagar estos impuestos y contribuciones en Francia, la gran mayoría de estas contribuciones serán recuperables del Gobierno irlandés", advierte.
El director de comunicación de Ryanair, Robin Kiely, defendió que ni Ryanair ni sus empleados pueden ser obligados a pagar dos veces sus impuestos, en Francia además de en Irlanda, y aseguró que la compañía continuará de momento cumpliendo totalmente con ley europea e irlandesa y con sus obligaciones fiscales.
Por otro lado, Ryanair recuerda que la justicia francesa ya multó por este motivo a easyJet en abril 2010 y a Cityjet en marzo 2012 con 1,6 millones y un millón de euros, respectivamente.
Además, asegura que esta ley fue creada por el Gobierno para proteger a la "deficitaria" Air France y limitar la competencia entre compañía con precios elevados y las de bajo coste.