Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tráfico de las autopistas crece un 7,2% a mayo, según Fomento

Se dispara hasta un 25% en las vías en quiebra
El tráfico de las autopistas de peaje creció un 7,2% en los cinco primeros meses del año, cuando contabilizaron una media de 17.263 vehículos diarios, según datos oficiales del Ministerio de Fomento.
De esta forma, la red de vías de pago españolas mantiene la tendencia al alza durante este año, después de que cerrara 2016 con un aumento del 5,68% y encadenando tres ejercicios con incrementos.
En crecimiento acumulado a cierre de mayo viene impulsado por el aumento del 4,3% que el tráfico registró en ese mes y después de que se disparara un 28,8% en abril, con ocasión de la Semana Santa.
No obstante, el aumento medio contabilizado por el conjunto de la red de autopistas, de unos 2.550 kilómetros de longitud, se supera con creces en algunas autopistas, como son las vías que están quiebra y en riesgo de liquidación, que elevaron hasta un 25% su número de usuarios.
En el resto de autopistas, las más maduras y de mayor antigüedad, el incremento del tráfico oscila entre el 4,1% que creció el de la AP-9 Ferrol-Frontera Portuguesa, hasta los 21.607 vehículos al día, y el del 10,7% de la AP-71 León-Astorga, hasta 4.088 usuarios. Se trata, en ambos casos, de vías de Itínere.
En términos absolutos, distintos tramos de la AP-7, autopista de Abertis, son los que más vehículos contabilizan. El trazado entre Montmeló y El Papiol registró una media de 112.268 vehículos diarios entre enero y mayo, un 4,7% más, por delante de el trazado entre Barcelona y Tarragona (50.313 usuarios, un 5,4% más) y el que une Montmeló y La Junquera (42.901 vehículos al día, un 5,4% más).
RECUPERACIÓN DE VÍAS EN QUIEBRA.
Respecto a las vías en quiebra, la autopista radial R-5 Madrid-Navalcarnero se mantuvo como que más crece, un 25% en los cinco primeros meses, por delante de la R-4 Madrid-Ocaña (+17%) y la AP-36 Ocaña-La Roda (+16,8%).
Tan sólo la radial R-3 Madrid-Arganda y la M-12 Eje Aeropuerto, la que une Madrid con el aeródromo de Barajas, crecieron por debajo de la media, dado que su tráfico se incrementó un 2,10% y un 3,3%, respectivamente.
No obstante, esta última se mantiene como la vía con mayor número de usuarios en términos absolutos de entre las que se encuentran en riesgo de liquidación, dado que entre enero y mayo contabilizó una media de 20.996 vehículos diarios.
En el lado opuesto, la vía con problemas de viabilidad que menor número de usuarios tiene sigue también siendo la AP-41 Madrid-Toledo, que no cuenta ni un millar de coches al día (971 de media diaria en los cinco primeros meses.
En la actualidad, y dada esta recuperación, los planes de Fomento para el conjunto de nueve autopistas en quiebra pasan por asumirlas a medida que los concursos de acreedores en que están inmersas aboquen a la liquidación para, posteriormente, volver a sacarlas a concurso para ceder su explotación a empresas privadas.