Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Trabajo basura o esclavitud?

Esta jerezana de 35 años ha vivido una experiencia que ilustra la realidad del mercado laboral actual.  Una panadería de Jerez le ha ofrecido trabajar nueve horas diarias, sin días de descanso, ni vacaciones por un sueldo de 500 euros. Mayte Crespo Vázquez se pregunta si esto es trabajo o esclavitud.  Entre las condiciones que le ofrecieron a esta mujer, en paro y con un hijo a su cargo,  parecen bastante alejadas de la legislación laboral vigente y muy cercanas a la explotación laboral.  En caso de que Mayte aceptara el trabajo también tendría que asumir las pérdidas si el pan sobraba o si un cliente no se llevaba la tarta que encargó, denunció lo ocurrido al periódico Andaluces.es. Para más inri, tenía que iniciar un periodo de prueba de 15 días sin percibir remuneración alguna. “Es humillante, han acabado con los derechos laborales por los que lucharon nuestros mayores”, se queja esta mujer que cita otro caso parecido. Un vecino suyo que reparte cosas por toda la provincia de Cádiz por 15 euros al día.