Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tipos que paga España por bonos a 10 años no son sostenibles "mucho tiempo"

Bruselas ve correcto que el Gobierno identifique primero las necesidades de capital de la banca

"La financiación del Estado español está garantizada. No hay ningún temor sobre esto"

La Comisión Europea ha asegurado este miércoles que "la financiación del Estado español está garantizada" en la actualidad a pesar de "las tensiones" en el mercado de la deuda soberana, aunque ha reconocido, sin embargo, que la rentabilidad que España tiene que ofrecer por sus bonos a 10 años no es sostenible "durante mucho tiempo".
"La financiación del Estado español está garantizada. No hay ningún temor sobre esto", ha asegurado en rueda de prensa el portavoz del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altajaf.
"La evolución en los mercados de la deuda refleja la tensión, pero el origen no está sólo en España. Obedece también a incertidumbres diversas: la fragilidad del sistema financiero, los acontecimientos en otros Estados miembros de la eurozona y un contexto macroeconómico de una ligera recesión en Europa", ha explicado.
Bruselas ha insistido en que esta incertidumbre "demuestra la importancia de perseverar" y garantizar la "aplicación completa" de las medidas anunciadas. "Es lo que está intentado hacer España en el plano presupuestario, en el plano de las reformas estructurales o en el plano de restructuración y puesta en orden del sector bancario".
Habrá solidaridad europea
"Es verdad que hay tensiones, pero el camino es la perseverancia; la determinación y la solidaridad europea saldrá al encuentro si es necesario", ha recalcado el portavoz, preguntado si la Comisión y el resto de socios europeos demostrarán solidaridad si los mercados se cierran para España.
Bruselas ha reconocido que el dato de los tipos de interés que se pagaN para refinanciar la deuda soberana de bonos a diez años "es un elemento muy importante" que hay que "observar" entre "muchos otros" y que en el caso de España supera el 6%. "¿Es sostenible durante mucho tiempo? No", ha recalcado Altafaj.
El Ejecutivo comunitario es consciente de que la vuelta "gradual" de la confianza de los mercados "es un proceso que lleva un tiempo" y dependerá "de decisiones que se tomen en tres frentes", como son las cuentas públicas, las reformas estructurales para promover el crecimiento y la resolución del sistema bancario. "Se necesita perseverancia", ha insistido.
Lógico tener cifras antes de pensar en ayudas
El Ejecutivo comunitario ha dejado claro que el Gobierno español no ha remitido "ninguna petición" de ayuda por el momento, algo que resulta "lógico" según el portavoz comunitario, teniendo en cuenta que "no sabemos hoy ni las eventuales necesidades de recapitalización" para la banca española "ni las acciones que impulsará el Gobierno español" con arreglo a los "resultados" de las distintas auditorías previstas en el sector.
"No hemos recibido ninguna petición de las autoridades españolas sobre una ayuda de ningún tipo. Me parece lógico, porque no sabemos hoy ni las eventuales necesidades de recapitalziación ni las acciones que impulsará el Gobierno español sobre la base de estos resultados, que el Gobierno español deberá comunicar a sus socios europeos", ha explicado el portavoz, que ha rechazado "comentar sobre las declaraciones de un u otro ministro" español abriendo la puerta a eventuales ayudas de Europa.
Bruselas ha dejado claro que la posibilidad de acudir al fondo de rescate europeo para recapitalizar a la banca española sin que sea el Gobierno de un país el que lo solicite a cambio de un programa de ajustes hoy por hoy es "una pregunta especulativa", pero ha insistido en que "si los fondos nacionales no son suficientes, hay mecanismos a nivel europeo para venir al encuentro de estas necesidades".
"Primero necesitamos claridad. Esto significa cifras, la naturaleza de las debilidades y los bancos" que necesitarían eventual recapitalización, ha explicado el portavoz. A partir de ahí, el Ejecutivo comunitario discutiría con las autoridades españolas "las acciones necesarias", que en todo caso se toman "primero en Madrid".
DIFERENCIA ABISMAL DE LAS CIFRAS BARAJADAS
"He visto todo tipo de cifras en la prensa internacional y española (sobre las necesidades de recapitalización bancaria en España). Las diferencias entre las cifras son tan enormes que demuestra que sería absolutamente irresponsable y nada serio hablar de ninguna necesidad de recapitalización en este momento", ha zanjado.
El Ejecutivo comunitario considera que el Gobierno español está siguiendo el método "correcto" para garantizar la "transparencia" sobre "las necesidades" de recapitalización --incluido a través de estudios externos "independientes"-- y confía en tener "la claridad" sobre el estado de los bancos españoles "este mes" para "disipar las dudas restantes" de los mercados. "Sólo después podemos discutir con las autoridades españolas como tienen y subrayado cómo tiene, que proceder", ha recalcado.
"Las autoridades españolas proceden de la manera en que nos han informado y a sus socios europeos. Es el método adecuado, es decir, primero identificar las debilidades en el sector bancario y por tanto las necesidades en términos de reestructuración y si necesario de recapitalización. Esto es la condición indispensable y previa a toda discusión entre los socios europeos", ha recalcado Altafaj.
En cualquier caso, Bruselas ha vuelto a insistir en que toda recapitalización debe resolverse "primero" a través de "mecanismos del mercado" para "que los ciudadanos dejen de pagar por las debilidades del sector bancario".
"Cuando esto no es posible y teniendo en cuenta de la importancia sistémica de determinados bancos podemos contemplar operaciones de recapitalización con fondos públicos que, en primer lugar, deben ser nacionales. Si los fondos nacionales no son suficientes, hay mecanismos a nivel europeo para venir al encuentro de estas necesidades", ha recordado.
ACUDIR AL FONDO DE RESCATE DIRECTAMENTE
El vicepresidente del Ejecutivo comunitario y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha dejado claro que en la Comisión están "listos para evaluar todas las posibilidades" para que la banca pueda acudir al fondo de rescate para recapitalizarse directamente sin que lo tengan que solicitar los Gobiernos "con un objetivo en mente como es romper el vínculo entre las debilidades bancarias y la deuda soberana". "No prejuzgaré el resultado de este análisis", ha zanjado su portavoz.
El portavoz ha dejado claro que hoy por hoy la posibilidad de acudir al fondo de rescate para recapitalizar la banca, tanto en el caso del actual como en el futuro a través de una "asistencia de precaución" del fondo de rescate permanente que debe entrar en vigor en julio, exigen "una condicionalidad" a los Gobiernos "reflejado en un programa" de ajustes.