Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En tiempos de crisis, pensiones más bajas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya ha llevado su compromiso a Bruselas: La reforma del sistema de pensiones estará lista en el mes de septiembre para dar sostenibilidad al sistema. Pero el grupo de sabios, que trabaja desde hace un mes, está a punto de presentar sus conclusiones que afectarán a las pensiones españolas futuras y presentes. 

El comité de sabios formado por doce expertos para la reforma de las pensiones está a punto de presentar sus conclusiones. Entre otras medidas, proponen desvincular la revalorización de las pensiones de la marcha de los precios y ligarla a la evolución de las cuentas de la Seguridad Social ; y encadenarla a la esperanza de vida en el momento de retirarse.

Las pensiones serán más bajas en tiempos de crisis, se podrían incluso congelar, a pesar de las promesas de Rajoy. El trabajador tenderá a complementar su pensión pública con un fondo privado y eso es lo que pretende la reforma.

La sosteniblidad del sistema pasa por elevar la edad de jubilación más allá de los 67 años previstos para 2027, aunque el Gobierno no está muy dispuesto a ello. Lo que sí prevé es ampliar progresivamente los años de cotización para el cálculo desde los últimos 15  hasta los 25 en un plazo de catorce años.

Las pensiones de los funcionarios también se incluyen en la reforma que el Ejecutivo remitirá al Pacto de Toledo y presentará a los agentes sociales: sindicatos y patronal. Entraría en vigor entre 2014 y 2019.