Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los técnicos de Hacienda apoyan el control de las grandes fortunas pero piden una reestructuración de la AEAT

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) respaldan el plan del Gobierno de aumentar el control sobre la tributación de las grandes fortunas, la elusión de las grandes empresas y la lucha contra el fraude, aunque piden un cambio en la estructura actual de la Agencia Tributaria Estatal (AEAT) y mayores competencias para la plantilla.
En un comunicado, el sindicato ha mostrado su apoyo ante el cambio de planteamiento del director general de la AEAT, Santiago Menéndez, en el Plan de Control Tributario para 2017 presentado este jueves.
A los pocos meses de su nombramiento, Menéndez aseguró que centrarse solo en los grandes contribuyentes se trata de "un error", ya que "son los más controlados e incluso existe una delegación central que se encarga exclusivamente en de ellos".
Sin embargo, Gestha lamenta que este plan no incluya medidas para reorganizar la estructura y las actuales funciones y competencias de la plantilla, pues asegura que con ellas "no se pueden llevar a cabo los planes de Hacienda para combatir el fraude con garantías".
Además, la asociación reprocha que no se haya avanzado alguna de las medidas que deberán incluirse en el anunciado proyecto de ley de medidas en materia tributaria y de lucha contra el fraude fiscal.
En este sentido, ha recordado que España cuenta con un déficit de plantilla para luchar contra la economía sumergida de 26.718 efectivos respecto al resto de países europeos.
El sindicato también apunta como uno de los principales problemas que el 80% de los efectivos de la AEAT se dedica a investigar a autónomos, pymes y trabajadores, lo que deja "muy poco margen de actuación para luchar contra el gran fraude y controlar en mayor medida el gasto público y las subvenciones".
77.000 MILLONES PERDIDOS
Los técnicos de Hacienda estiman que se han perdido en torno a unos 77.000 millones de euros en los últimos ocho años, lo que supone una deficiencia recaudatoria media de 9.600 millones al año.
Ante estos datos, piden al Ministerio de Hacienda que se les ordene centrar sus investigaciones sobre estos conglomerados empresariales.