Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector financiero reduce el crédito dudoso en casi 80.000 millones desde el pico de la crisis

Los créditos dudosos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y a empresas se han reducido en 79.559 millones de euros desde el pico máximo de la crisis, lo que supone aligerar esta 'carga' en un 40,3% a medida que la actividad económica volvía a crecer.
En enero de 2014 los préstamos problemáticos se dispararon hasta alcanzar los 197.276 millones. Dos años y ocho meses después, esta cifra se ha recortado hasta los 117.717 millones a septiembre de este ejercicio.
La mejora de la economía, y con ello el aumento de la capacidad de ahorro, se ha ido traduciendo paulatinamente en un descenso de los préstamos morosos desde el máximo histórico. Ahora se sitúa cerca de romper la barrera de los 100.000 millones, hito que no se produce desde junio de 2010, según las estadísticas del Banco de España.
Los expertos consultados por Europa Press prevén que el ritmo de caída de la mora bancaria continuará en los próximos meses. Este descenso de los créditos problemáticos redundará en el proceso de saneamiento de los balances de los bancos.
Otra prueba de la mejoría de los balances bancarios es la reducción de los activos improductivos --dudosos y adjudicados-- en un 12% a junio de este año. El último Informe de Estabilidad Financiera del organismo liderado por Luis María Linde estimaba estos improductivos en 199.000 millones.
El supervisor subrayaba que esta cifra aún representa un porcentaje "significativo" del activo total de los bancos en su negocio en España, y advertía de que constituye un "elemento de presión negativo" sobre la cuenta de resultados y la rentabilidad de las entidades.
La morosidad del sistema financiero ha descendido hasta el 9,21% en septiembre, su menor nivel desde mayo 2012, justo antes del rescate bancario. La caída de la morosidad se ha acentuado ante el descenso en el crédito global del sector, hasta los 1,277 billones. La tendencia de reducción del crédito se ha profundizado en términos interanuales, al desplomarse un 4,58%.
¿EL BCE FAVORECE MÁS O MENOS A LOS BANCOS?
La política ultralaxa del Banco Central Europeo ayuda a fortalecer los balances de los bancos, a través de sus medidas de estímulo hacia los consumidores y por la facilidad a la hora de conceder liquidez al sistema.
Eso sí, los bancos se quejan desde hace varios meses de que los tipos de interés al 0% merman sus ingresos y lastran su rentabilidad, al tiempo que advierten de que esta situación no es sostenible en el medio plazo. De hecho, el principal indicador al que están referenciadas las hipotecas en España, el Euríbor, sigue profundizando en mínimos históricos y ha caído al -0,077% en su última tasa diaria.