Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El próximo secretario de Estado de EEUU recibirá una indemnización de 172 millones de ExxonMobil

El expresidente y consejero delegado de ExxonMobil, Rex Tillerson, recibirá una indemnización aproximada de 180 millones de dólares (172 millones de euros) en efectivo por parte de la petrolera si finalmente es designado secretario de Estado de Estados Unidos.
Así lo ha explicado ExxonMobil en un documento remitido a la Comisión de Valores de EEUU (SEC), en el que precisa que ha alcanzado un acuerdo con Tillerson para evitar el conflicto de intereses que supondría que un representante público estuviese vinculado financieramente a la petrolera.
Bajo los términos del acuerdo, Tillerson ha renunciado a las 2.026.000 acciones de ExxonMobil que le corresponderían después de 42 años en la compañía, a cambio de un pago equivalente a su valor en el mercado que se hará efectivo durante los diez próximos años a través de un fideicomiso.
Según el último precio de la acción de ExxonMobil, este paquete accionarial estaría valorado en 184 millones de dólares (176 millones de euros) a los que hay que restar 3 millones de dólares (2,9 millones de euros), de acuerdo a las directrices de las autoridades estadounidenses.
No obstante, Tillerson deberá desvincularse de por vida de la industria petrolera y gasista si desea recibir la compensación íntegra, puesto que una cláusula recoge que si el empresario ficha o se compromete con una empresa del sector tras abandonar el Gobierno, los fondos serán destinados a la beneficiencia.
"El efecto neto del acuerdo es una reducción de aproximadamente 7 millones de dólares (6,7 millones de euros) respecto a la compensación y beneficios que Tillerson habría recibido de otro modo", indica ExxonMobil en el documento.
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el pasado 13 de diciembre que Tillerson, sería su candidato a secretario de Estado, aunque será el Senado de EEUU el que tendrá que confirmar al empresario en el cargo.
El pasado 16 de diciembre, ExxonMobil designó a Darren Woods como nuevo presidente y consejero delegado de la compañía con efecto a partir del 1 de enero de 2017.