Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La riqueza de las familias sube un 25% en 2013

Gana 5.000 euros en Semana Santacuatro.com

La riqueza financiera neta de las familias españolas alcanzó los 1,04 billones de euros al cierre 2013, lo que supone un crecimiento del 25,5% respecto al año anterior tras superar primera vez el billón de euros, según datos del Banco de España. Esta cifra equivale a situarse en niveles previos a la crisis económica.

La riqueza de los hogares vuelve así a situarse en los niveles previos a la crisis económica, ya que en el primer semestre de 2007 también superó el billón de euros.
Esto pone de manifiesto que las familias se están desapalancando y que han aprovechado los años de crisis para reducir su endeudamiento y elevar su riqueza.
De hecho, la deuda de los hogares se ha situado al cierre de 2013 en 846.881 millones de euros, lo que supone un 6% menos que en 2012 y la cifra más baja desde 2006, cuando alcanzó los 843.771 millones de euros.
Los activos financieros totales de las familias, antes de descontar la deuda que poseen, alcanzaron los 1,891 billones de euros en 2013, un 9,1% más que el año anterior.
MÁS DINERO EN DEPÓSITOS Y EN ACCIONES
Del total de la riqueza de las familias, la gran parte de los ahorros de los hogares se encuentra en efectivo y depósitos, 882.115 millones de euros, un 2,6% más que hace un año; mientras que en acciones y participaciones las familias españolas atesoran un total de 644.479 millones de euros, lo que supone un 34,1% más que el año anterior.
En reservas técnicas de seguros, que suman 294.672 millones de euros, las familias han aumentado un 6,1% su participación, mientras que en los valores distintos de acciones, con 21.183 millones de euros, la han reducido en un 63,5%.
Por el lado de las deudas, de los 846.881 millones de euros que debían las familias españolas a finales de año, la mayoría de estos pasivos eran préstamos, por importe de 789.164 millones de euros, un 5,9% menos.
Dentro del total de créditos, los que tienen un vencimiento a corto plazo caen respecto a hace un año (-8,5%), hasta los 29.142 millones de euros y los créditos a largo plazo se reducen un 5,8%, hasta los 760.022 millones, si bien siguen copando todavía la mayor parte de la deuda de los hogares.