Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prima de riesgo griega se mantiene por encima de 1.000 puntos

La prima de riesgo ofrecida a los inversores en el mercado secundario por los bonos griegos con vencimiento a diez años en relación con sus homólogos alemanes se mantiene por encima de los 1.000 puntos básicos al comienzo de la sesión, después de que la agencia Standard & Poor's amenazara con rebajar el rating de la deuda del país heleno.

En concreto, el diferencial entre el bono griego a diez años y el 'bund' se situaba en 1.040,80 puntos básicos, frente a los 840 puntos básicos de la apertura del pasado lunes.
Por su parte, la rentabilidad del bono a diez años de Grecia se situaba esta mañana en el 10,742%, frente al 8,549% de la apertura del día después de las elecciones que auparon a Syriza al Gobierno del país.
En otros plazos de vencimiento inferiores, el interés de los bonos griegos a cinco años alcanzaba el 13,572%, mientras que en el caso de los bonos a tres años la rentabilidad escalaba al 16,541%.
La agencia S&P decidió ayer situar en revisión para una posible rebaja el rating 'B' de Grecia, ya que considera que algunas de las políticas presupuestarias y económicas que defiende el nuevo Gobierno griego son "incompatibles" con el marco político acordado por el anterior Ejecutivo con sus acreedores.
La agencia, que prevé tomar una decisión cuando actualice su rating de Grecia el próximo 13 de marzo, indicó que si el nuevo Gobierno de Alexis Tsipras no logra alcanzar un acuerdo con sus acreedores sobre un nuevo apoyo financiero, se debilitará su posición financiera y su solvencia.
"Podríamos rebajar el rating si las negociaciones con la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) entran en un callejón sin salida, limitando la capacidad de Grecia de hacer frente a su servicio de deuda", remarcó S&P.