Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cadena asiática de restauración Udon crece en Madrid tras el desembarco de Wagamama

Prevé 15 nuevas aperturas en 2017 y su desembarco en Canarias
La cadena asiática de restauración Udon refuerza su presencia en Madrid con la apertura de su noveno restaurante en la capital, tras el reciente desembarco de la enseña Wagamama, que llegó en abril a España de la mano del Grupo Vips, y alcanza los 42 locales en el mercado nacional, según ha informado la enseña en un comunicado.
En concreto, el nuevo local está situado en el barrio madrileño de Vallecas, concretamente en el centro comercial La Gavia, y dispone de un espacio de 160 metros cuadrados de restaurante y 25 metros cuadrados de terraza con capacidad para un centenar de comensales.
La cadena prevé abrir alrededor de 15 nuevos restaurantes en 2017, entre los cuales se incluye su llegada a las Islas Canarias, con dos próximas aperturas a lo largo de este ejercicio.
La propuesta gastronómica de la cadena se basa en noodles, salteados o con caldo, arroces y tapas de inspiración asiática. Todos los platos se elaboran con receta propia, ingredientes frescos de temporada y verduras ecológicas de proximidad.
Udon apuesta, además, por una amplia variedad de tapas japonesas o izakayas, como gyozas (empanadillas japonesas), yakitoris (brochetas), tatakis y tempuras. Completan la carta arroces variados, platos vegetarianos, ensaladas y postres de inspiración japonesa, como los mochis o el helado artesano de té verde.
La cadena, fundada hace 13 años por Jordi Vidal y Jordi Pascual, apuesta cada día más por la incorporación de ingredientes de origen ecológico y de kilómetro cero a su carta, con el fin de incrementar la calidad y el sabor de sus platos, así como de realizar una cocina más sostenible y respetable con el entorno.
A nivel de diseño, el nuevo local está en consonancia con la línea de estilo de la cadena, inspirada en las tabernas tradicionales japonesas, en la cual la madera y los tonos oscuros aportan calidez y contrastan con el rojo, blanco y negro característicos de la imagen de la compañía.