Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los grupos reprochan a Caruana su falta de autocrítica en la quiebra de las cajas de ahorros

Los grupos políticos presentes en la Comisión del Congreso que investiga la crisis financiera, la quiebra de las cajas de ahorros y el rescate bancario han reprochado al exgobernador del Banco de España Jaime Caruana su falta de autocrítica al analizar el papel de la institución durante su mandato.
Por una parte, el diputado socialista Pedro Saura ha manifestado que el papel del Banco de España durante la crisis de las cajas fue "importante" por su labor como supervisor. Saura considera que los años en los que Caruana fue gobernador de la institución, de 2000 a 2006, fueron aquellos en los que "se gestó la burbuja" inmobiliaria, por lo que le ha cuestionado sobre los instrumentos con los que contaba el Banco de España para hacer frente a la crisis y sobre las medidas que pudo poner en marcha.
El segundo grupo político que ha replicado a Caruana ha sido Unidos Podemos a través de la diputada de En Marea Yolanda Díaz Pérez, que ha reprochado al ahora director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS) que hable de la crisis financiera como si de una "catástrofe natural" se tratara, al tiempo que le ha achacado que la crisis produjo "suicidios" en la gente corriente, mientras que una "elite" consiguió "enormes beneficios".
"Si usted y su cúpula hubieran tomado las decisiones correctas se podría haber evitado el rescate, el fraude de las preferentes, los sueldos astronómicos de los gestores, los blindajes de las jubilaciones, la concesión de créditos fallidos, el endeudamiento de por vida de las familias, los miles de desahucios, los suicidios... En definitiva, se habría evitado mucho sufrimiento a la ciudadanía", le ha espetado.
El diputado Francisco de la Torre, de Ciudadanos, ha afirmado que "la realidad" ha demostrado que las entidades financieras realmente no estaban bien gestionadas y ha apuntado que "no parece que se tomasen medidas" por parte del Banco de España para poner freno a la burbuja inmobiliaria.
En su opinión, bajo la supervisión de órganos como el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se llevaron a cabo actuaciones como la comercialización de participaciones preferentes, también durante el mandato de Caruana, por lo que le ha replicado que echa en falta "una visión crítica de todo esto".
Por parte del PNV ha intervenido Idoia Sagastizabal, que ha reprochado a Caruana que durante su intervención no haya hablado "de ningún tipo de responsabilidad" y le ha cuestionado, entre otros aspectos, por qué las entidades financieras podían conceder créditos por el 80% del valor del inmueble.
El representante del Grupo Popular, Ramón Aguirre, ha contestado a Caruana que el Banco de España sí contaba con instrumentos suficientes para atajar la quiebra de las cajas de ahorro, así como con "todas las competencias y herramientas en su mano en materia de supervisión y regulación".
Según ha dicho, el Banco de España "sí hubiera podido hacer algunas aportaciones", como controlar las tasaciones inmobiliarias, limitar el valor de las hipotecas en función del valor de la vivienda y los pagos mensuales en función de la renta disponible del deudor, además de haber intervenido en la composición de los órganos de gobierno de las cajas.
Por último, el comisionado del Grupo de Esquerra Republicana Joan Capdevilla, que ha considerado a Caruana "colaborador necesario" del "sufrimiento" provocado por la crisis financiera, le ha cuestionado si deberían responder con su patrimonio las autoridades responsables en la crisis, así como que opinión tiene sobre el exministro de Economía Rodrigo Rato, presidente después de Caja Madrid/Bankia.