Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El regulador europeo recomienda a las aseguradoras el cese del dividendo por un agujero de 160.000 millones

Unespa considera que los españoles aprueban "con nota"
La Autoridad Europea de Seguros y Planes de Jubilación (EIOPA, según su siglas en inglés) ha recomendado a las aseguradoras europeas que cancelen o aplacen el reparto de dividendos cuando el modelo de negocio esté en riesgo tras los test de estrés realizados al sector, que han destapado un agujero de 160.000 millones de euros en sus cuentas.
El regulador europeo de las aseguradoras ha presentado este jueves los resultados de su examen de solvencia realizado a un total de 236 entidades aseguradoras, 17 de ellas españolas.
Los resultados de los test de estrés de la EIOPA concluyen que las entidades aseguradoras deberán responder recortando los retornos que ofrecen a sus accionistas para hacer frente al impacto negativo de 160.000 millones de euros en el escenario más adverso posible.
"Los resultados de este año de los test de estrés de la EIOPA confirmaron los importantes desafíos a los que se enfrenta sector asegurador europeo como consecuencia del actual entorno macroeconómico", comentó al respecto el presidente de EIOPA, Gabriel Bernardino.
Entre las recomendaciones a los reguladores nacionales, la EIOPA requiere el aplazamiento o la suspensión de dividendos "si el modelo de negocio está en riesgo" o la revisión o reducción de algunas cláusulas o garantías no sostenibles.
La EIOPA se encargará de verificar que los reguladores nacionales implementan sus recomendaciones con el objetivo de garantizar "una respuesta coordinada" ante las situaciones que puedan significar una "amenaza" para la viabilidad del sistema y de la entidad supervisada, indicó el organismo en un comunicado.
El examen, realizado cada dos años, barajó dos escenarios adversos posibles que se saldaron con un impacto negativo de 100.000 millones de euros en el escenario más benévolo y de 160.000 millones de euros en el más adverso.
El primer escenario del examen contempla un entorno de tipos de interés bajos de manera prolongada --'low-for-long'--, mientras que el segundo contempla este contexto de tipos bajos y se agravaba la situación con una caída pronunciada en el valor de los activos --'double-hit'--.
EL SEGURO ESPAÑOL APRUEBA "CON NOTA"
Por su parte, las aseguradoras españolas han superado "con nota" las dos simulaciones macroeconómicas adversas a las que se ha sometido en los test de estrés, según considera la patronal del seguro, Unespa.
La industria aseguradora española mantiene un nivel de activos superior al de pasivos después de aplicar todos los escenarios, lo que se debe a la "alta calidad" de sus fondos propios --el 97% del total son de máxima calidad-- y al paquete de medidas a largo plazo --como el ajuste por casamiento y el ajuste por volatilidad-- que ha permitido a las entidades realizar un casamiento "adecuado" de activos y pasivos, asegura la patronal.
"Los resultados de los test de estrés demuestran que el mercado asegurador español se encuentra preparado y dispone de herramientas para hacer frente a los escenarios adversos contemplados por el supervisor europeo", ha afirmado la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos.