Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los puertos afrontan una tercera jornada de paros pese a retomarse la negociación en la estiba

Patronal y sindicatos acuerdan volver a sentarse a negociar el martes
Los puertos afrontan este viernes una tercera jornada de paros parciales convocados por los estibadores, a pesar de que este jueves los sindicatos del gremio y la patronal Anesco acordaran retomar el próximo martes, día 13, las negociaciones que estaban rotas desde hace quince días.
El colectivo de 6.150 estibadores está así llamado a parar todas las horas impares comprendidas entre las 8.00 horas de hoy y las 8.00 horas de mañana sábado.
El paro se registra tras el masivo seguimiento de los dos anteriores, los secundados el lunes y el miércoles. No obstante, en esta última jornada, los puertos repuntaron su actividad gracias a que las empresas programaron sus cargas y descargas de mercancías en las horas no afectadas por la convocatoria y a que se respetaron los servicios mínimos.
Los servicios esenciales fijados por el Ministerio de Fomento garantizan el 100% de actividad para gestionar mercancías perecederas y peligrosas, y el abastecimiento, la atención sanitaria y los suministros esenciales a las islas, Ceuta y Melilla. Para el resto de servicios, fijan "un rendimiento no inferior al 50% de la actividad media de una jornada comparable".
El calendario de movilizaciones convocado por los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CC.OO., UGT, CIG y CGT) aún contemplan una huelga de 48 horas consecutivas para la próxima semana (entre las 8.00 horas del miércoles 14 y las 8.00 horas del viernes 16) y tres días de paros la siguiente (los días 19, 21 y 23).
Ante la reunión fijada para el martes, el paro de 48 horas está actualmente en el aire, según indicaron a Europa Press en fuentes sindicales, dado que los estibadores podrían plantearse desactivarlo en función del resultado del encuentro.
Con los paros secundados esta semana, los trabajadores portuarios manifestaban su rechazo ante el cambio de actitud que, en su opinión, evidenciaron las empresas en la última reunión que mantuvieron, la del 1 de junio, respecto a su compromiso de garantizar mediante subrogación el empleo tras la reforma del sector aprobada por el Gobierno, el principal objetivo del gremio.
En caso de que Anesco volviera a ratificarse en este punto, la negociación podría encauzarse y anularse los paros. De hecho, la patronal ya se manifestó en este sentido en un comunicado el pasado martes.
PUNTOS DE DESACUERDO.
Los sindicatos también piden que las empresas participen en los centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en que se convertirán las Sagep, firmas de las que dependían todos los estibadores.
No obstante, la patronal rechaza participar obligatoriamente de las CPE, al asegurar que contravendría la libre competencia y la nueva ley del sector, que fija su concurrencia como voluntaria.
El otro principal punto de desacuerdo entre patronal y sindicatos está en el ámbito de negociación del nuevo convenio. Los trabajadores piden que sea exclusivamente estatal, mientras que las empresas consideran necesaria una negociación paralela puerto por puerto.