Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector lácteo pide al próximo Gobierno un plan global que fomente en España el consumo de leche

La interprofesional califica de "inadmisible" la caída del 4,3% del consumo de leche
La Interprofesional Láctea (InLac) Inlac ha instado al próximo Gobierno a que ponga en marcha un plan global que fomente en España el consumo de leche y productos lácteos como parte de una dieta equilibrada y saludable para evitar la ruina del sector.
"En 2009 el consumo de leche per cápita se situaba en más de 78 litros por persona, mientras que en 2015 fue poco más de 73 litros. Una situación como esta puede llevar a la ruina a cualquier sector en poco tiempo", ha señalado el presidente de Inlac, Ramón Artime, durante la presentación del informe socioeconómico del sector en España.
En 2015, los hogares españoles consumieron 3.271 millones de litros de leche líquida, lo que representó un valor económico de 2.322 millones de euros. Sin embargo, estos datos suponen un descenso del 0,5% en el consumo y del 1,9% en cuanto a valor económico.
El informe pone de manifiesto que el consumo de leche cayó un 4,3%, pasando de los 3.419 millones de litros de 2011 a los 3.271 de 2015. En 2015, se consumieron 73,3 litros de leche per cápita.
En cuanto a los derivados lácteos, los hogares españoles consumieron 1.597 millones de kilos (35,79 kilos per cápita), que representan un aumento del 1% respecto a 2014. El valor económico se situó en los 5.633 millones de euros, un 0,6% más que el año anterior. De esta forma, los yogures y leches fermentadas supusieron el 39% del consumo de derivados lácteos (27% del valor), seguidos del queso, con casi el 20% del consumo (casi 45% del valor).
"Aunque se está apreciando un ligero repunte en el consumo de derivados lácteos, el descenso del consumo de leche es inadmisible. No lo comparte ni lo entienden los nutricionistas, ni los pediatras, ni tampoco lo entendemos nosotros", ha indicado Artime.
En concreto, el informe muestra que la producción de leche de vaca ha seguido una tendencia ascendente en España desde 2009 y en todos los países europeos, especialmente desde el 1 de abril de 2015, con la liberalización del sector en toda la UE y la desaparición de las cuotas lácteas.
Los efectos inmediatos fueron un "importante desequilibrio" en los volúmenes de producción (Irlanda aumenta un 13% su producción, Países Bajos, un 7%, Dinamarca, un 3% y España, un 2%) y fuertes bajadas en los precios. El descenso medio del precio de la leche de vaca en 2015 en Europa fue del 17,4%, porcentaje que en España fue menor, un 14,6%.
Al igual que ocurre en Europa, el impacto de la crisis en los precios de la leche de vaca no ha sido el mismo en todas las comunidades autónomas. En 2015, el precio medio fue de 0,31 euros por litro, mientras que las regiones con un precio más alto fueron las Islas Canarias, (0,45 euros litro) y Andalucía (0,35 euros litro), y las más bajas se dan en Galicia (0,29 euros litro) y Cantabria (0,30 euros litro).
EL SECTOR APORTA 11.820 MILLONES Y DA EMPLEO A 80.000 PERSONAS
El sector lácteo español, que está conformado por la producción ganadera y la industria láctea, contribuye con 11.820 millones de euros al año a la economía española y da empleo a cerca de 80.000 personas, además de favorecer una importante actividad económica en varios sectores, entre ellos el logístico.
La industria ganadera representa el 6% de la producción agraria española y el 13% de la renta agraria. De todos los subsectores ganaderos, el lácteo es el segundo en importancia por detrás del porcino. La industria láctea, por su parte, genera 8.640 millones de euros al año, lo que supone un 1,8% de la producción industrial nacional, y el 9,2% del sector alimentario. Del total de leche producida en 2015, el 89% es de vaca, el 6% de oveja y el 5% de cabra
La cornisa cantábrica produce más del 50% de la leche de vaca en España y concentra casi el 80% de los ganaderos. La producción de leche de oveja se localiza fundamentalmente en Castilla y León (64,4%), seguida de Castilla-La Mancha, (26,5%), y la de cabra, en Andalucía, con un 42,6% de la producción, también seguida por Castilla-La Mancha, con algo más del 19%.
De esta forma, la industria láctea española produce cada año 7,3 millones de toneladas de productos lácteos (valor medio de los últimos 6 años) con un incremento de más de un 14% en este periodo. En 2015, se contabilizaban 1.557 empresas con actividad, de las cuales 600 pueden considerarse industrias propiamente dichas, y entre 70 y 80 cuentan con una dimensión significativa.
Las comunidades con mayor número de industrias lácteas son Castilla y León, Andalucía, Castilla-La Mancha, y Cataluña, con un 10% aproximadamente del total cada una, seguidas del País Vasco y Canarias, con idéntico porcentaje (8,5%).