Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El joven realista que quiere pasar de alquiler a propiedad, el principal comprador potencial de vivienda

Los jóvenes de entre 25 y 35 años y los pisos de entre los 150.000 y 300.000 euros, el perfil más habitual
El perfil del comprador de vivienda en 2016 es el de un joven más realista qe en otras ediciones, de entre 25 y 35 años, motivado por el deseo de pasar del alquiler a la propiedad y con un presupuesto de entre 150.000 y 300.000 euros.
Así lo estiman las conclusiones del estudio presentado por ST Sociedad de Tasación y Planner Exhibitions, tras el análisis de los visitantes de la feria SIMA, de los cuales 9 de cada 10 acudieron con la idea de adquirir una vivienda.
Las conclusiones del estudio resaltan que el potencial comprador de este año se muestra más confiado en el futuro, más predispuesto a comprar, con un mayor presupuesto y mayor solvencia financiera.
Aunque el comprador de entre 25 y 35 años presenta una cuota estable en los últimos años en torno al 40%, la situación contrasta con su claro predominio entre 2009 y 2011, cuando representó una media del 62% de los visitantes de SIMA. El terreno cedido ha sido ocupado por los compradores de entre 36 y 45 años (36%), que suben casi siete puntos porcentuales con respecto a 2015, mientras que los de más de 45 años (22,2%) bajan siete puntos.
Según el estudio, las motivaciones que llevan al potencial comprador a querer adquirir una vivienda son cambiar de alquiler a propiedad (34,8%) y mejorar la vivienda actual (34,2%). Ambos factores han ganado peso en el último año, mientras que formar un nuevo hogar (16,9%), que era el motivo principal durante la crisis inmobiliaria (44,3% en 2009), ha descendido 5,5 puntos.
AUMENTAN LAS PRISAS A CAUSA DEL ENCARECIMIENTO
Otro factor a destacar es la aceleración de los plazos para adquirir una vivienda. La hipótesis del director general de Planner Exhibitions, Eloy Bohúa, es que esto se debe a la tendencia alcista en los precios. De esta manera, el 43,5% de los encuestados aseguró que adquiriría una vivienda en cuanto la encontrase, 8,5 puntos más que en 2015.
La subida de los precios también ha tenido efecto en los presupuestos de compra, que han aumentado más en la parte superior de la escala. En este sentido, se han reducido ligeramente los porcentajes de quienes disponen de hasta 150.000 euros (20,3%) y entre 150.000 y 300.000 euros (52,8%), mientras que ha aumentado 4,5 puntos porcentuales el de quienes disponen de un presupuesto de más de 300.000 euros (27,1%).
Además, este último grupo se ha duplicado desde 2013 y queda muy cerca de los valores medios precrisis. Sin embargo, se está empezando a producir cierta fatiga en la elasticidad de la financiación, ya que cada vez son menos los que pueden asumir la totalidad de la compra (10,3% frente al 15,7% de 2015), y cada vez más quienes deben financiar más del 80% (25,1% frente al 16,2% del año pasado).
En esta línea, Bohúa explica que "el aumento de la financiación no parece afectar a las expectativas para obtenerla" y "se están afrontando financiaciones más sostenibles que en el pasado". Así, el 43,5% de los encuestados cree que tiene "muchas posibilidades" de obtener financiación, frente al 13,4% que piensa que tiene "pocas o ninguna".
PRECIO Y FINANCIACIÓN, LOS PRINCIPALES OBSTÁCULOS
Al igual que en la edición anterior, el precio y la financiación continúan siendo los principales obstáculos a la hora de comprar una vivienda, aunque presentan una evolución dispar..
Mientras que el precio pierde nueve puntos porcentuales respecto a 2015, hasta ser el principal inconveniente para el 56,4% de los encuestados, la financiación aumenta 2,8 puntos porcentuales, hasta ser el principal freno del 12,5% de encuestados, y el resto de variables no presentan evoluciones significativas.
Según ha comentado el director general de ST Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, este comportamiento corresponde a "una visión cada vez más realista e informada del demandante".
"Percibimos un mercado maduro en constitución y reacción a las situaciones que se producen", ha señalado Fernández-Aceytuno, que considera que la creación de socimis y la formación de grandes grupos inmobiliarios a partir de servicers "están dotando de profesionalidad al sector".
En este sentido, ha apuntado que la demanda es cada vez "más inteligente y sensata" ya que el comprador también "ha aprendido de la burbuja inmobiliaria" y tiene una visión más realista "lejos del buscador de chollos".
Asimismo, el director general de ST Sociedad de Tasación estima que España dispone de un mercado inmobiliario "más profesional que hace diez años", donde la demanda presenta un mayor nivel de exigencia y rigor que permitirá crecer "no a dobles dígitos" pero sí con "menor volatilidad", ha añadido.