Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mitad de los préstamos para pagar la declaración de la Renta esconde elevados intereses, según Kelisto

La mitad de los préstamos para pagar la declaración de la Renta esconde elevados intereses, pese a que el 50% de los préstamos diseñados para financiar el pago del impuesto de la Renta o adelantar la devolución se publicitan a un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 0%, según un análisis elaborado por Kelisto.es.
El estudio muestra que las comisiones que aplican estos préstamos hacen que el interés real que tendrá que abonar el consumidor llegue a alcanzar una Tasa Anual Equivalente (TAE) de hasta el 51,16%.
La campaña de la Renta 2016 comenzó el pasado 5 de abril y se prolongará hasta el próximo 30 de junio. Hasta entonces, los contribuyentes presentarán un total de 19,75 millones de declaraciones, de las que un 74,8% obtendrá un resultado negativo, con una devolución media de 750 euros, y un 21,14% positivo, lo que obligará a cada contribuyente a pagar 1.915 euros de media.
Para poder afrontar el pago del IRPF o para disponer por adelantado de la devolución, 12 entidades financieras (un 30,77% del total) disponen de préstamos que financian este tipo de operaciones, aunque tres de ellas no quisieron facilitar información sobre su TIN y comisiones a cierre del análisis de Kelisto porque, según señalaron, adaptan sus ofertas a cada tipo de cliente.
Las entidades que sí disponen de información estandarizada cobran un interés del 3,33% TIN por financiar el pago del IRPF y un 3,78% por adelantar el importe de la devolución.
Sin embargo, todas las ofertas específicas para esta operación aplican comisiones de apertura de entre el 1% y el 3%, lo que provoca que el coste real de la operación sea mucho mayor: un 11,71% TAE en los préstamos para el pago del IRPF y un 25,43% TAE para los destinados a adelantar la devolución.
El coste real es aún mayor entre aquellos préstamos que aplican un interés del 0% TIN, ya que, lejos de ofrecer financiación gratuita, estas ofertas pueden llegar a cobrar una TAE superior al 50%, debido a que aplican comisiones de apertura elevadas, de entre el 2% y el 3%, e incluso alguna oferta también cobra comisión de estudio.
Así, la media de estos préstamos sin intereses para el IRPF tiene una TAE del 11,02% cuando se usan para abonar el impuesto de la Renta, y del 33,63% cuando se utilizan para adelantar la devolución", explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.
PRÉSTAMOS PARA FINANCIAR EL PAGO DEL IRPF.
En general, los préstamos que permiten financiar el pago del IRPF cobran un interés medio del 3,33% TIN. Sin embargo, todos ellos aplican una comisión de apertura (entre el 1% y el 3% de la cantidad solicitada) y, en algunos casos, esas comisiones están sujetas a un mínimo en euros, como sucede en las ofertas de Banco Caixa Geral y Banco Sabadell.
De esta forma, Kelisto señala que un consumidor que tuviera que financiar a seis meses el pago medio de 1.915 euros que los contribuyentes con declaración positiva tendrán que efectuar este año una TAE del 11,71%, lo que significa que acabaría reintegrando al banco 1.976,03 euros, unos 61,03 euros más de la cantidad inicialmente solicitada.
Entre todas las ofertas disponibles para el pago del IRPF, las más económicas teniendo en cuenta su TAE son el Credi-Renta db de Deutsche Bank (7,19% TAE), el Préstamo Fiscal de Ibercaja (9,09% TAE) y los servicios de financiación de la Renta del Grupo Banco Popular (Banco Popular, Banco Pastor y Oficinadirecta.com), con una TAE del 11%.
PRÉSTAMOS PARA ADELANTAR LA DEVOLUCIÓN DEL IRPF.
Por lo que respecta a los préstamos para adelantar la devolución del IRPF, estos productos cobran un interés medio del 3,56% TIN. No obstante, todas las ofertas cobran comisión de apertura y, al igual que sucede en los préstamos para pagar el impuesto de la Renta, dos de ellas cuentan con un mínimo en euros: la de Banco Caixa Geral y la de Banco Sabadell.
En este contexto, un consumidor que quisiera adelantar la devolución de Hacienda (750 euros de media) a devolver en un plazo de seis meses, tendría que pagar una TAE media del 25,43%. De esta forma, debería abonar al banco 796,94 euros, lo que supone 46,94 euros más de la cantidad que le ingresará el Fisco.
Entre todas las ofertas para adelantar la devolución del IRPF, las más baratas teniendo en cuenta su TAE son el Préstamo Devolución de Ibercaja (14,93% TAE) y el Anticipo de Devolución del Grupo Banco Popular (Banco Popular, Banco Pastor y Oficinadirecta.com), con una TAE del 16,08%.
En el extremo contrario se sitúa la oferta de Banco Sabadell, al 0% TIN pero con una comisión de apertura del 3%, sujeta a un mínimo de 60 euros (más una comisión de estudio del 1%, con un mínimo de 24 euros), lo que sitúa su TAE en el 51,16%.
LAS OPCIONES PARA APLAZAR EL PAGO DEL IRPF.
La Agencia Tributaria también ofrece dos alternativas para quienes necesiten aplazar el pago del impuesto de la Renta, que son incompatibles entre sí, como son el fraccionamiento en dos pagos y el fraccionamiento personalizado
El fraccionamiento en dos pagos no cobra intereses (0% TIN) ni gastos y permite aplazar el pago del impuesto de la Renta en dos partes: la primera (equivalente al 60% del pago), que se tendrá que efectuar cuando se presenta la declaración, y la segunda (el 40% restante), que deberá abonarse antes del 6 de noviembre.
Por su parte, el fraccionamiento personalizado sí supone un coste (3,75% TIN), pero permite aplazar el pago en más mensualidades. En concreto, la fórmula de devolución se negocia entre el contribuyente y la Agencia Tributaria para adaptarse a sus necesidades.
Eso sí, para poder optar a esta solución, el consumidor tiene que poder justificar que su situación económica le obliga a elegir esta alternativa.
CLAVES PARA ELEGIR UN BUEN PRÉSTAMO.
Como claves para elegir un buen préstamo para la Campaña de la Renta 2016, Kelisto recomienda calcular la TAE, que tiene en cuenta el interés, las comisiones y gastos, la cantidad que se va a pedir y el plazo de devolución.
Además, recuerda que todos préstamos para el pago o la devolución del IRPF tienen comisiones de apertura, que se expresa en forma de porcentaje. Sin embargo, dos ofertas también imponen un mínimo en euros, la de Banco Sabadell (60 euros) y la de Banco Caixa Geral (50 euros), algo que penaliza especialmente a quienes piden cantidades pequeñas.
También hay que tener en cuenta que la devolución del préstamo para el anticipo de la Renta se puede abonar en una sola cuota, que se pagará justo cuando el consumidor reciba el dinero de Hacienda, y que para disfrutar de las condiciones de algunos préstamos hay que ser cliente del banco.
En caso de que el usuario tenga su dinero en un banco que no ofrezca este tipo de productos, tendrá que optar por otras alternativas de financiación, como los préstamos personales, los adelantos de nómina o las tarjetas de crédito.