Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Sacyr reduce al 1,55% su participación en la compañía

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha reducido su participación en el capital social del grupo hasta el 1,55% desde el porcentaje del 1,86% con que contaba hasta ahora.
Manrique ha colocado en el mercado los derechos de suscripción de acciones de Sacyr que le correspondieron en la última ampliación liberada de la empresa y acciones adicionales, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
De esta forma, en la actualidad, el presidente de Sacyr cuenta con un paquete de 8,28 millones de títulos de la compañía, representativos del 1,55% de su capital, valorados en 18,5 millones de euros en función de los actuales precios del mercado.
La transmisión se suma a las realizadas en él último año por el presidente del grupo, en ese caso en el marco de una reestructuración de su deuda personal.
Asimismo, la nueva desinversión tiene lugar mientras Sacyr está pendiente de "abrir una reflexión" en su consejo de administración para adecuarlo a los cambios registrados en su accionariado en los últimos meses, tal como el propio Manrique anunció el pasado mes de junio con ocasión de la junta de accionistas de la compañía.
En las semanas previas a la asamblea, el empresario José Moreno Carretero se convirtió en segundo máximo accionista de Sacyr, al elevar al 12,8% su participación en la empresa, y el grupo canario Lopesan entró en su accionariado al tomar un porcentaje del 2,4%.
Demetrio Carceller se mantiene como primer socio, con un 14,7% que incluye la participación del grupo canario Satocán, mientras que el expresidente José Manuel Loureda cuenta con un 7,8% y el grupo de alimentación Fuertes con un 6,2%.
Esta estructura no está actualmente acorde con la composición del consejo, dado que mientras Carceller cuenta con tres consejeros, y Loureda y Manrique disponen de dos vocales cada uno, Moreno Carretero tiene un sillón que ocupa él mismo.
Por ello, durante la pasada junta el presidente anunció un proceso para "reflexionar" sobre la composición del máximo órgano de gestión de la compañía de forma "tranquila, consensuada y con sensatez", dado que, según garantizó Manrique, "no hay luchas de poder y el consejo está unido".