Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El precio de la vivienda en alquiler subió un 15,9% en 2016, según idealista

El precio de la vivienda de alquiler se incrementó un 15,9% en el año 2016, hasta situarse en 8,2 euros mensuales por metro cuadrado, según el índice de precios inmobiliarios de idealista.
El jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, confirma que "el alquiler ha venido para quedarse", gracias a que "las reformas políticas que se han hecho en los últimos años han beneficiado de manera increíble el crecimiento del alquiler, sacándolo del raquitismo en el que tradicionalmente se encontraba desde los años 60".
"La crisis que hemos vivido entre otras consecuencias ha abierto los ojos a muchos sobre la evolución de los precios de venta y la realidad de que también en España pueden caer, y mucho, los precios de las casas", añade.
Según Encinar, este "enorme" aumento de la demanda todavía no va acompañada de un crecimiento similar de la oferta, que se está reduciendo, lo que hace aumentar los precios. "No se trata en ningún caso de una burbuja sino de un aumento notable del interés de los españoles por alquilar en determinadas ciudades", explica.
Además, recuerda que durante la crisis los precios de alquiler estuvieron más estables porque los contratos se habían firmado años antes y "es ahora en la renovación o nuevas firmas donde los propietarios actualizan la renta, que en todo caso sigue en niveles razonables si se comparan los grandes mercados españoles con la mayoría de las capitales europeas".
SUBE EN TODAS LAS CCAA, CON CATALUÑA A LA CABEZA.
Por comunidades autónomas, todas registran precios superiores a los que tenían hace un año. El mayor incremento se ha producido en Cataluña, donde los propietarios piden un 26,8% más por arrendar sus viviendas que hace un año.
Le siguen las subidas de Madrid (+18%) y Baleares (13,8%). Extremadura, en cambio, ha experimentado la menor subida (1,1%), seguida por Murcia (+1,7%) y Castilla-La Mancha (+2,4%).
Cataluña (13,3 euros por metro cuadrado) se convierte en la autonomía más cara, seguida por Madrid (12,9 euros) y por debajo se encuentra Euskadi (10,4 euros). En el lado opuesto de la tabla se sitúan Extremadura (4,1 euros), Castilla-La Mancha (4,5 euros) y Murcia (5 euros), siendo las comunidades más económicas.
SOLO DISMINUYE EN OCHO PROVINCIAS.
Asimismo, solo ocho provincias registraron caídas de sus precios el año pasado. El mayor decremento se dio en Tarragona, donde los precios cayeron un 6,3%, mientras que la mayor subida se produjo en Barcelona (+23,4%), Guipúzcoa (+18,1%) y Madrid (+18%).
El ranking de las provincias más caras está encabezado por Barcelona (15,3 euros por metro cuadrado al mes), Madrid (12,9 euros), Guipúzcoa (11,9 euros) y Baleares (10,2 euros). Jaén es la provincia más económica (3,6 euros), seguida por Ávila (3,8 euros) y Lugo (4 euros).
Valencia es la capital en la que más creció el precio del alquiler durante 2016, con una subida del 20,3%, situando su precio en 7,5 euros por metro cuadrado al mes. Le siguieron San Sebastián (+17%), seguida por Barcelona (16,5%) y Madrid (+15,6%), que han vuelto marcar máximos históricos
EL ALQUILER "TIENE TECHO".
En todo caso, considera que el alquiler "tiene techo", puesto que "llega un momento que aunque los propietarios pretendan aumentar las rentas que esperan el mercado les coloca en la realidad".
Aunque las subidas son mayoritarias, la estadística pone de manifiesto que no son uniformes, ya que los grandes mercados han seguido siendo un polo de atracción de la demanda que ha hecho que los precios hayan subido aún con más fuerza.
No obstante, datos muestran que la presión sobre los precios en las grandes ciudades se está trasladando a las periferias, que en muchos casos registran incrementos superiores a los de las propias capitales.
POLÍTICAS DE DINAMIZACIÓN.
El directivo de idealista asegura que para fomentar el crecimiento del alquiler "es necesario que se sigan produciendo políticas de dinamización".
Por ello, reclama nuevas medidas que ayuden a aumentar el parque de viviendas, como el incremento de la seguridad jurídica de los propietarios, incluyendo incentivos fiscales para aquellos que se decidan a ponerlas en el mercado o recuperando la desgravación para los inquilinos.