Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los planes de pensiones alcanzaron una rentabilidad media del 2% en 2016, superior al alza de los precios

El conjunto de planes de pensiones alcanzó una rentabilidad media anual neta de comisiones y gastos del 2,0% al cierre de 2016, superior a la inflación del periodo (1,6% en diciembre en tasa interanual), lo que permitió a los partícipes recuperar la pérdida de poder adquisitivo que supone el incremento de precios.
Según destaca la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), los planes de pensiones cerraron el año con rentabilidades positivas en todos los plazos y categorías, a pesar de los momentos de incertidumbre que protagonizaron los mercados en 2016.
El buen comportamiento de los índices de renta variable en la última parte del ejercicio permitió a los planes de esta categoría generar un rendimiento superior al 4,3%, mientras los de renta fija experimentaron un ligera corrección en el cuatro trimestre respecto a las rentabilidades del trimestre anterior. En cualquier caso, cerraron 2016 con un rendimiento superior al 1,2% para los de mayor duración.
En el largo plazo, los planes de pensiones siguen generando rendimientos positivos para sus partícipes: a 26 años, la rentabilidad media anual alcanza el 5,0% para el total de planes, mientras que en el medio plazo (5 y 10 años) los planes de pensiones presentan una rentabilidad media anual del 5,1% y del 2,2% anual.
El patrimonio de los fondos de pensiones registró en 2016 un incremento de 2.202 millones de euros (2,1% más), elevando el volumen de activos a 106.721 millones de euros.
En el conjunto de 2016, las aportaciones acumuladas ascendieron a 4.972 millones de euros, frente a los 4.728 millones satisfechos por prestaciones, por lo que las aportaciones netas alcanzaron en 2016 los 244 millones de euros.
Por sistemas, volvió a destacar el individual, cuyos planes acumularon aportaciones netas positivas superiores a los 1.014 millones de euros. Su patrimonio se situó en 70.487 millones, con un incremento anual del 3,6%.
De su lado, los planes de empleo cerraron con unas prestaciones netas superiores a los 750 millones y alcanzaron un volumen de activos de 35.313 millones, un 0,7% menos.
A 31 de diciembre, el número de cuentas de partícipes superó los 9,92 millones, lo que supone un descenso de 40.611 respecto a la misma fecha del año anterior. No obstante, el número de partícipes estimado se sitúa en torno a los ocho millones, al existir partícipes con más de un plan.